logo
 

Mariana García Piñeiro con MUNICIPALIDAD DE VITACURA Rol: C80-10

Consejo para la Transparencia, 06/07/2010

Se formuló amparo en contra de la Municipalidad de Vitacura, por denegación de información sobre copia del acta completa del consejo de profesores del Liceo Municipal Amanda Labarca, de 2 de noviembre de 2009 y copia de la hoja de vida completa de la alumna que indica, que cursa el primer año de enseñanza media en el Liceo indicado. El Consejo señaló que revisada la normativa educacional y el reglamento interno del Liceo Amanda Labarca, se puede concluir que no existe ninguna disposición que exija que el consejo de profesores deje un acta en la que deban constar los fundamentos o argumentos vertidos durante las respectivas sesiones de dicho consejo, respecto a los datos personales de los menores que son tratados en el sistema educacional no pueden considerarse como provenientes de fuentes de acceso al público para proceder a su revelación y merecen protección pese a las falencias de nuestra legislación en la materia, especialmente teniendo en consideración que uno de los principios de nuestra legislación el del “interés superior del niño”, y atendidos los antecedentes de este caso, se estima que la publicidad, comunicación o conocimiento de la hoja de vida de la menor afecta la esfera de su vida privada. Por lo tanto, se rechazará el presente amparo.


Tipo de solicitud y resultado:

  • Rechaza


Descriptores analíticos:

Tema Educación
Materia Gestión de personas
Tipo de Documento Documentos Oficiales.Documentos 

Decisiones o sentencias citadas en documento:



Consejeros:

  • Raúl Urrutia Ávila (Unánime), Presidente
  • Alejandro Ferreiro Yazigi (Unánime)
  • Juan Pablo Olmedo Bustos (Unánime)
  • Roberto Guerrero Valenzuela (Unánime)

Texto completo:

INFORME AMPARO ROL C80-10

Entidad pública: Municipalidad de Vitacura

Reclamante: Mariana García Piñeiro

Ingreso Consejo: 10.02.2010

En sesión ordinaria N° 163 de su Consejo Directivo, celebrada el 6 de julio de 2010, con arreglo a las disposiciones de la Ley de Transparencia de la Función Pública y de Acceso a la Información de la Administración del Estado, en adelante, Ley de Transparencia, aprobada por el artículo primero de la Ley N° 20.285, de 2008, el Consejo para la Transparencia, en adelante indistintamente el Consejo, ha adoptado la siguiente decisión respecto del amparo Rol C80-10.

VISTOS:

Los artículos 5°, inciso 2°, 8° y 19 N° 4 y N° 12 de la Constitución Política de la República; la Ley N° 20.285, de 2008, sobre acceso a la información pública; la Ley N° 19.880, del 2003, que establece las bases de los procedimientos administrativos que rigen los actos de los órganos de la Administración del Estado; la Ley N° 19.628, de 1999, sobre protección a la vida privada; lo previsto en el D.F.L. N° 1–19.653, del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la Ley N° 18.575; el Decreto N° 830/1990, que aprueba y promulga la Convención de los Derechos del Niño; los D.S. N° 13/2009 y N° 20/2009, ambos del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, que aprueban, respectivamente, el Reglamento del artículo primero de la Ley N° 20.285 y los Estatutos de Funcionamiento del Consejo para la Transparencia.

TENIENDO PRESENTE:

1) SOLICITUD DE ACCESO: El 25 de enero de 2010, doña Mariana García Piñeiro –madre de una de las alumnas del Liceo Amanda Labarca de Vitacura– solicitó a la Directora del Departamento de Educación de Vitacura, la siguiente información:

a) Copia del Ordinario Municipal N° 2 enviado por la Directora aludida en respuesta a un Ordinario enviado por el Departamento de Atención Ciudadana del Ministerio de Educación.

b) Copia del acta completa del consejo de profesores del Liceo Municipal Amanda Labarca, de 2 de noviembre de 2009.

c) Copia de la hoja de vida completa de la alumna que indica, que cursa el primer año de enseñanza media en el Liceo indicado.

2) RESPUESTA: Mediante carta N° 04/10, de 27 de enero de 2010, la Jefa del Departamento de Educación de la Municipalidad de Vitacura, señaló a la requirente que:

a) Adjunta copia del Ordinario N° 2, de 5 de enero de 2010 y del acta del consejo de profesores del Liceo Labarca, de 2 de noviembre de 2009.

b) En cuanto a la hoja de vida de la alumna que se individualiza, indica que no es posible acceder a la petición, pues es confidencial y personal.

3) AMPARO: Doña Mariana García Piñeiro, en virtud de lo anterior y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 24 de la Ley de Transparencia, formuló amparo ante este Consejo el 10 de febrero de 2010, en contra de la Municipalidad de Vitacura, por denegación de información y que lo entregado no corresponde a lo solicitado, agregando, además, que:

a) Es profesora de planta en el Liceo Labarca, detectando en el mes de julio de 2009 la eliminación del derecho de una de las alumnas de dicho establecimiento (hija de la reclamante) a una evaluación diferenciada, de lo cual resultó que debía repetir el año escolar, pues padecía de trastornos de aprendizaje y déficit atencional, acreditados y tratados por especialistas, de lo cual siempre estuvo en conocimiento los funcionarios del Liceo.

b) En virtud de lo anterior, la reclamante y otro profesor denunciaron dichos hechos al Ministerio de Educación. Debido a que éste no intervino, se interpuso una demanda judicial por vulneración de derechos en contra del Director del Liceo, en virtud de la cual, se debió realizar una evaluación diferenciada a la alumna afectada durante el segundo semestre de 2009. Como resultado de dicha acción, la alumna aprobó todos sus cursos y no tuvo que repetir el año escolar.

c) Con ocasión de una pelea escolar, la dirección del establecimiento educacional habrían distorsionado y exacerbado los hechos, dejando a la alumna en estado condicional, no renovándosele la matrícula para el año escolar 2010. Esta medida fue adoptada por el consejo de profesores en una votación de 11 a favor y una abstención, 5 de ellos, son docentes-directivos que estarían “implicados en actos administrativos irregulares y coludidos contra la menor”.

d) A raíz de los hechos relatados, la inspectora del Liceo, “con clara animadversión” habría culpado a la hija de la reclamante, suspendiendo tanto a aquélla como a la otra alumna involucrada en la pelea, pero dejando constancia de dicha situación sólo en la hoja de vida de la hija de la reclamante y no de la otra menor.

e) Existiría un conjunto de represalias en contra de la reclamante y su hija, tratándose de expulsarla del establecimiento sin fundamentos ni pruebas, contraviniéndose de esta forma el artículo 2.2 de la Convención de los Derechos del Niño –promulgada en Chile por el Decreto N° 830/1990– que reza: “Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para garantizar que el niño se vea protegido contra toda forma de discriminación o castigo por causa de la condición, las actividades, las opiniones expresadas o las creencias de sus padres, o sus tutores o de sus familiares”.

f) Indica que el acta del consejo de profesores, de 2 de noviembre de 2009, que fue entregada por la Municipalidad no corresponde a lo requerido, pues no da cuenta de las razones y posiciones de cada profesor, respecto de la expulsión de su hija.

g) La importancia de la copia del acta, en la forma en que la describe la reclamante, y de la hoja de vida de la alumna que individualiza, radica en los argumentos invocados por los profesores y en el conocimiento del estado de la anotación por agresiones y condicionalidad de la menor, respectivamente.

h) Estos documentos, agrega, son relevantes para proceder a interponer un recurso de apelación en contra del establecimiento.

4) DESCARGOS U OBSERVACIONES AL AMPARO DEL ORGANISMO: El Consejo Directivo estimó admisible este amparo. Por consiguiente, se procedió a notificar la reclamación antedicha y a conferir traslado al Alcalde de la Municipalidad de Vitacura, a través del Oficio N° 440, de 5 de marzo de 2010 y al representante legal de la menor cuya hoja de vida se solicitó, a través de Oficio N° 927, de 26 de mayo. Mediante Ord. Alc. N° 1/115, de 26 de marzo de 2010, la autoridad reclamada formuló los siguientes descargos y observaciones al presente amparo:

a) En cuanto a la supuesta insuficiencia de los documentos entregados, específicamente el acta completa del consejo de profesores de 2 de noviembre de 2009, éste es el único registro escrito que se encuentra en poder del establecimiento educacional respecto de dicho consejo, no existiendo documentos que contengan la discusión o argumentación de los profesores asistentes. Hace presente que dicho documento fue entregado en forma oportuna, dentro de los plazos indicados en la Ley de Transparencia.

b) En relación con la hoja de vida de la alumna que individualiza, ésta se denegó pues se trata de información personal de una menor de edad y su contenido es reservado, cuya denegación se fundamenta en la causal de secreto o reserva del artículo 21 N° 2 de la Ley de Transparencia.

c) Existe una manifestación de la apoderada de la menor, de fecha anterior al requerimiento de información objeto del presente amparo, en la que se pidió al establecimiento en forma expresa protección para su hija. Dicha petición se plasmó en el acta de entrevista personal de 13 de agosto de 2009, que adjunta. En consecuencia, el establecimiento y la Municipalidad, se comprometieron a tomar medidas en ese orden.

d) Teniendo a la vista la solicitud expresa y anterior de la apoderada de la menor cuya hoja de vida se requiere por la reclamante, sumado al temor respecto de la integridad de su hija al interior del Liceo (pues la reclamante es profesora de dicho establecimiento), es que, respetando la voluntad de la apoderada, se procedió a negar la información requerida, no considerándose necesario incoar el procedimiento establecido en el artículo 20 de la Ley de Transparencia, pues era claro que la representante de la menor tenía la intención de oponerse a la entrega de documentos que digan relación con su hija. El 25 de marzo de 2010, la apoderada de la menor ratificó su oposición a la entrega de la información, acompañándose a los descargos dicho documento, en virtud del cual se reitera su “desaprobación en la entrega de información relativa a mi hija, denegación del día 27/01/2010, la que fue expresada por mí en acta de entrevista personal de fecha 13.08.09, en la que solicito protección de mi hija al Colegio”. Asimismo, la apoderada manifiesta su disposición para comparecer ante este Consejo.

5) DESCARGOS U OBSERVACIONES AL AMPARO DEL TERCERO: Mediante presentación, recibida el 11 de junio de 2010, la madre de la menor cuya hoja de vida fue requerida por la reclamante, formuló los siguientes descargos u observaciones al amparo:

a) Reitera su denegación de la información requerida por la reclamante.

b) Su hija habría sido víctima de diversas agresiones físicas y sicológicas por parte de la hija de la reclamante dentro del establecimiento educacional, dando cuenta de esta situación a la inspectora general.

c) Optó por no presentar una denuncia por lesiones ni llevar la situación a tribunales, confiando en el Liceo Labarca y sus directivos con el fin de que se protegiera a la menor de dichas agresiones

Y CONSIDERANDO:

1) Que, la controversia en el presente caso, radica en la entrega incompleta por parte de la Municipalidad de Vitacura del acta del consejo de profesores del establecimiento municipal Liceo Labarca, de 2 de noviembre de 2009, en el que se acordó no renovar la matrícula a la hija menor de edad de la reclamante. Asimismo, existe controversia respecto de la denegación de la hoja de vida de otra menor, alumna del Liceo individualizado, fundamentada en la causal de secreto o reserva del artículo 21 N° 2 de la Ley de Transparencia

2) Que, en primer lugar, debe indicarse que el Liceo Amanda Labarca es municipal, administrado por la Dirección de Servicios de Salud y Educación de la Municipalidad de Vitacura, hecho que fue constatado en la página web institucional de la reclamada (www.vitacura.cl/educacion/municipales_amanda.php). En consecuencia, es del todo procedente ejercer el derecho de acceso respecto de aquella información elaborada por dicho establecimiento, como lo son las actas de las sesiones del consejo de profesores.

3) Que respecto de la insuficiencia del acta del consejo de profesores, ya aludida, la municipalidad reclamada ha señalado en sus descargos que lo que se ha entregado a la reclamante es el único registro escrito que posee.

4) Que, revisada la normativa educacional y el reglamento interno del Liceo Amanda Labarca, se puede concluir que no existe ninguna disposición que exija que el consejo de profesores deje un acta en la que deban constar los fundamentos o argumentos vertidos durante las respectivas sesiones de dicho consejo.

5) Que, en consecuencia, aplicando el criterio establecido por este Consejo en la decisión recaída en el amparo Rol C533-09, de 6 de abril de 2010, cuyo considerando 11°, dispone que: “…este Consejo estima que la información cuya entrega puede ordenar debe contenerse ‘en actos, resoluciones, actas, expedientes, contratos y acuerdos’ o en un ‘formato o soporte’ determinado, según reza el inc. 2º del art. 10 de la Ley de Transparencia, no pudiendo requerirse la entrega de información que sólo está en la mente de la autoridad. En este último caso la solicitud no está cubierta por dicha Ley sino que pasa a ser una manifestación del legítimo ejercicio del derecho de petición —establecido en el art. 19 N° 14 de la Carta Fundamental—, a tramitarse según las normas legales específicas que puedan existir o, en su defecto, según las disposiciones de la ya citada Ley Nº 19.880, de 2003, atendido su valor supletorio” (lo destacado es nuestro), se rechazará el amparo en este punto, pues el acta entregada a la reclamante por la Municipalidad es el único documento en el que se plasma la sesión del consejo de profesores de 2 de noviembre de 2009.

6) Que en lo que dice relación con la solicitud relativa a la hoja de vida de la menor, cuya apoderada se ha opuesto en este procedimiento a la entrega de la información, primeramente, debe hacerse un alcance de carácter procedimental.

7) Que la Municipalidad de Vitacura ha manifestado en sus descargos que no entregó la hoja de vida solicitada, en virtud de la causal de secreto o reserva del artículo 21 N° 2 de la Ley de Transparencia, es decir, denegó la información debido a que su publicidad, comunicación o conocimiento afecta los derechos de la menor. Esta causal fue invocada sólo con ocasión de los descargos presentados ante este Consejo y no en la respuesta que se le dio a la reclamante.

8) Que la reclamada indica en sus descargos que, estimando que se afectaban los derechos de la menor, no dio inicio al procedimiento establecido en el artículo 20 de la Ley de Transparencia, pues previo al requerimiento de solicitud de información de la reclamante, en una entrevista personal que se mantuvo con la madre de la menor cuya información se requirió, ésta habría denegado que se otorgara información sobre su hija, ratificándose dicha negativa con posterioridad a la solicitud de información y a la interposición del presente amparo.

9) Que se estima que la Municipalidad de Vitacura, si bien contaba con ciertos antecedentes que le permitieran inferir la eventual oposición de la apoderada de la menor a la entrega de la información, debió haber procedido a aplicar el artículo 20 una vez recibida la solicitud de información de la reclamante si estimó que existían derechos de terceros que podían afectarse con la entrega de la información, pues expresamente lo señala dicho artículo (“la autoridad o jefatura o jefe superior del órgano o servicio de la Administración del Estado, requerido, dentro del plazo de dos días hábiles, contado desde la recepción de la solicitud que cumpla con los requisitos, deberá comunicar mediante carta certificada, a la o las personas a que se refiere o afecta la información correspondiente, la facultad que les asiste para oponerse a la entrega de los documentos solicitados, adjuntando copia del requerimiento respectivo”. Lo destacado es nuestro).

10) Que en cuanto al fondo del asunto, se debe señalar primeramente que, en virtud de que la hoja de anotación o de vida solicitada por la reclamante se encuentra en poder del órgano requerido, en conformidad con el artículo 5°, inciso segundo, de la Ley de Transparencia, dicha información es, en principio, pública.

11) Que debe dejarse constancia que este Consejo, para los efectos de resolver el presente amparo, ha tenido a la vista la hoja de vida solicitada y que fue remitida por la Municipalidad de Vitacura bajo la reserva del artículo 26 de la Ley de Transparencia.

12) Que, según la doctrina, los datos personales de los menores que son tratados en el sistema educacional no pueden considerarse como provenientes de fuentes de acceso al público para proceder a su revelación (artículo 7° de la Ley N° 19.628) y merecen protección pese a las falencias de nuestra legislación en la materia, especialmente teniendo en consideración que uno de los principios de nuestra legislación el del “interés superior del niño” (DONOSO, Lorena. “El tratamiento de datos personales en el sector de la educación”. /en/ En Foco N° 136, Expansiva UDP, de 15 de abril de 2009).

13) Que, asimismo, la Convención de Derechos del Niño, en su artículo 16.1 establece que “Ningún niño será objeto de injerencias arbitrarias o ilegales en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra y reputación”.

14) Que, atendidos los antecedentes de este caso, este Consejo estima que la publicidad, comunicación o conocimiento de la hoja de vida de la menor afecta la esfera de su vida privada, derecho que también es consagrado en la Constitución en el artículo 19 N° 4 de la Carta Fundamental, configurándose así la causal del artículo 21 N° 2 de la Ley de Transparencia. Por lo tanto, se rechazará el presente amparo.

EL CONSEJO PARA LA TRANSPARENCIA, EN EJERCICIO DE LAS FACULTADES QUE LE ATRIBUYEN LOS ARTÍCULOS 24 Y SIGUIENTES Y 33 B) Y POR LA UNANIMIDAD DE SUS MIEMBROS PRESENTES, ACUERDA:

I. Rechazar el amparo interpuesto por doña Mariana García Piñeiro en contra de la Municipalidad de la Vitacura, por las consideraciones ya señaladas en esta decisión.

II. Encomendar al Director General de este Consejo notificar el presente acuerdo a doña Mariana García Piñeiro y al Alcalde de la Municipalidad de Vitacura.

Pronunciada por el Consejo Directivo del Consejo para la Transparencia, integrado por su Presidente don Raúl Urrutia Ávila y los Consejeros don Alejandro Ferreiro Yazigi, don Roberto Guerrero Valenzuela y don Juan Pablo Olmedo Bustos. No firma el Consejero Guerrero V. por encontrarse fuera del país al momento de la firma. Certifica don Raúl Ferrada Carrasco, Director General del Consejo para la Transparencia.