logo
 

Andrea Wenner Pastén con Rol: C4658-20

Consejo para la Transparencia, 27/10/2020

Por decisión de mayoría, se acoge el amparo deducido en Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro, ordenando la entrega de la información relativa al gasto que destina dicho establecimiento de salud a oncología pediátrica de manera mensual de enero hasta diciembre de 2019. Lo anterior, por tratarse de información pública que obra en poder del órgano reclamado, respecto de la cual se ha desestimado la concurrencia de la causal de reserva relativa a la afectación al debido funcionamiento del órgano. Hay voto disidente del Presidente del Consejo para la Transparencia don Jorge Jaraquemada Roblero, para quien el presente amparo debió ser rechazado por cuanto el Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro señaló y acreditó detalladamente que en atención a que no existe un presupuesto exclusivo destinado a oncología pediátrica para efectos de imputar gastos como los que se consulta en el requerimiento. Luego, para generar la información reclamada de acuerdo a lo informado por la Subdirección Administrativa del Hospital se requeriría destinar en forma exclusiva a un equipo de funcionarios para dicha tarea, por un periodo aproximado de tres meses, debiendo revisar un total de 15.016 órdenes de compra entre otras tareas, lo que en su conjunto afecta el debido cumplimiento de sus funciones al distraer indebidamente a los funcionarios del cumplimiento regular de sus funciones habituales en los términos previstos en la causal de reserva alegada.


Tipo de solicitud y resultado:

  • Totalmente

Descriptores analíticos:

Tema
Materia
Tipo de Documento


Consejeros:

  • Francisco Javier Leturia Infante (Unánime)
  • Gloria de la Fuente González (Unánime)
  • Jorge Jaraquemada Roblero (Disidente)

Texto completo:

DECISIÓN AMPARO ROL C4658-20

Entidad pública: Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro

Requirente: Andrea Wenner Pastén

Ingreso Consejo: 05.08.2020

RESUMEN

Por decisión de mayoría, se acoge el amparo deducido en Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro, ordenando la entrega de la información relativa al gasto que destina dicho establecimiento de salud a oncología pediátrica de manera mensual de enero hasta diciembre de 2019.

Lo anterior, por tratarse de información pública que obra en poder del órgano reclamado, respecto de la cual se ha desestimado la concurrencia de la causal de reserva relativa a la afectación al debido funcionamiento del órgano.

Hay voto disidente del Presidente del Consejo para la Transparencia don Jorge Jaraquemada Roblero, para quien el presente amparo debió ser rechazado por cuanto el Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro señaló y acreditó detalladamente que en atención a que no existe un presupuesto exclusivo destinado a oncología pediátrica para efectos de imputar gastos como los que se consulta en el requerimiento. Luego, para generar la información reclamada de acuerdo a lo informado por la Subdirección Administrativa del Hospital se requeriría destinar en forma exclusiva a un equipo de funcionarios para dicha tarea, por un periodo aproximado de tres meses, debiendo revisar un total de 15.016 órdenes de compra entre otras tareas, lo que en su conjunto afecta el debido cumplimiento de sus funciones al distraer indebidamente a los funcionarios del cumplimiento regular de sus funciones habituales en los términos previstos en la causal de reserva alegada.

En sesión ordinaria N° 1139 del Consejo Directivo, celebrada el 27 de octubre de 2020, con arreglo a las disposiciones de la Ley de Transparencia de la Función Pública y de Acceso a la Información de la Administración del Estado, en adelante, Ley de Transparencia, aprobada por el artículo primero de la Ley N° 20.285 de 2008, el Consejo para la Transparencia, en adelante indistintamente el Consejo, ha adoptado la siguiente decisión respecto de la solicitud de amparo al derecho de acceso a la información Rol C4658-20.

VISTO:

Los artículos 5°, inciso 2°, 8° y 19 N° 12 de la Constitución Política de la República; las disposiciones aplicables de la ley N° 20.285, sobre acceso a la información pública y de la ley N° 19.880 que establece bases de los procedimientos administrativos que rigen los actos de los órganos de la Administración del Estado; lo previsto en el decreto con fuerza de ley N° 1/19.653, de 2000, del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la ley N° 18.575, orgánica constitucional sobre bases generales de la Administración del Estado; y los decretos supremos N° 13, de 2009 y N° 20, de 2009, ambos del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, que aprueban, respectivamente, el reglamento del artículo primero de la ley N° 20.285, en adelante e indistintamente, el Reglamento, y los Estatutos de Funcionamiento del Consejo para la Transparencia.

TENIENDO PRESENTE:

1) SOLICITUD DE ACCESO: Con fecha 07 de julio de 2020, doña Andrea Wenner Pastén solicitó al Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro "el documento que contenga el presupuesto en pesos chilenos, destinados al Hospital Clínico Magallanes de manera mensual entre enero y diciembre de 2019. Además, el gasto que destina dicho recinto de salud a oncología pediátrica de manera mensual entre enero hasta diciembre de 2019. Por lo demás, solicita el desglose de los gastos del área de oncología de manera mensual entre enero y diciembre 2019."

Se hace presente que con respecto al desglose, se refiere a cualquier compra o gasto que sea financiado con el presupuesto destinado a oncología, ya sea implementos, quimioterapias, sueldos, sábanas, jeringas, sillas, suero, etc.

2) RESPUESTA: El Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro respondió a dicho requerimiento de información mediante oficio Ord. N° 1563, de fecha 21 de julio de 2020, señalando, en síntesis, lo siguiente:

a) Respecto al gasto destinado a oncología pediátrica, se informa que no se cuenta con centro de costo que permita identificar el gasto por dicho concepto.

b) No obstante lo anterior, adjunta un archivo PDF con la información que se accede a entregar por parte del Departamento de Finanzas del Hospital sobre presupuesto año 2019, desglosado por mes.

Se hace presente que también se envió la misma respuesta a la solicitante con fecha 23 de julio de 2020.

3) AMPARO: El 05 de agosto de 2020, doña Andrea Wenner Pastén dedujo amparo a su derecho de acceso a la información en contra del Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro señalado órgano de la Administración del Estado, fundado en que no se le proporcionó la información del gasto destinado a oncología pediátrica. Agrega, que dicha información es indispensable en materia de gastos de un hospital, y además hay medicamentos, implementos, exámenes, quimioterapias, útiles de aseo, etc. que son destinados exclusivamente a la unidad de oncología infantil, por lo que constituye antecedentes que si se corresponde entregar por parte del órgano reclamado.

4) DESCARGOS Y OBSERVACIONES DEL ORGANISMO: Este Consejo acordó admitir a tramitación el presente amparo confiriendo traslado al Sr. Director del Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro, mediante oficio N° E 13620, de fecha 17 de agosto de 2020. Se solicitó expresamente al órgano: señale los motivos por los cuales notificó dos veces la respuesta a la solicitud, con fechas 21 y 23 de julio de 2020; considerando lo expuesto por el reclamante y la respuesta proporcionada por el órgano que Ud. representa respecto al gasto por concepto de oncología pediátrica, aclare si dicha información obra en su poder, constando en alguno de los soportes documentales que señala el inciso segundo del artículo 10 de Ley de Transparencia; se refiera a las circunstancias de hecho que hacen procedente la denegación de la información solicitada; y, se pronuncie acerca de la eventual concurrencia de algunas de las causales constitucionales o legales de secreto o reserva que, a su juicio, harían procedente la denegación de la información requerida.

El órgano reclamado, a través de oficio Ord. N° 1809, de fecha 31 de agosto de 2020, formuló sus descargos u observaciones, señalando, en síntesis, que la información reclamada en la actualidad no existe en alguno de los soportes documentales dispuestos en el inciso segundo del artículo 10 de la Ley de Transparencia, por cuanto no existe un presupuesto exclusivo destinado a oncología para efectos de imputar gastos como los que señala la requirente, explicando que cada gasto, dependiendo si es en recursos humanos o compras de bienes y servicios, sigue un proceso distinto, sea por medio de la dictación de resoluciones de contratas, plantas o suplencias y reemplazos de la ley N° 18.834 o leyes médicas; o por medio de los procesos de compras públicas las que se gestionan en la plataforma de compras públicas (sin contar con otros procesos como programas ministeriales e intermediación de CENABAST), imputándose cada gasto al subtítulo e ítem correspondiente en razón de su naturaleza y del Clasificador Presupuestario para Servicios de Salud.

Por ello, señala que oncología pediátrica no cuenta con un centro de costos especial en el hospital, no fue posible proporcionar lo requerido en el grado de detalle solicitado, por cuanto sus sistemas no entregan de forma automática la información, requiriéndose hacer el trabajo de manera manual, que por su magnitud justifica denegar la información pedida por estimar que concurre la causal de reserva prevista en el artículo 21 N° 1 letra c) de la Ley de Transparencia.

Así explica que oncología en general (y la Pediátrica) aparte de los gastos asociados a recursos humanos (médicos, enfermeras, técnicos en enfermería, químicos farmacéuticos, psicólogos, trabajadora social, auxiliares, personal administrativo, etcétera), tiene varias otras aristas importantes, como lo son: Laboratorio, Imagenología, Anatomía Patológica, además del trabajo que realiza la Unidad de Coordinación y los gastos de traslados a otros centros de Referencia, tratamientos e insumos varios, todos estos gastos son imputados al ítem correspondiente en atención al Clasificador Presupuestario de los Servicios de Salud. Dentro de lo que es tratamiento oncológico en pediatría se tiene, cirugía, radioterapia, insumos varios, fármacos que no dicen relación con la quimioterapia propiamente tal y aquellos que se adquieren para los tratamientos de quimioterapia, entre otros gastos. Respecto a los gastos en fármacos para quimioterapia (que no sean entregados por intermediación del Minsal), las adquisiciones de estos se imputan al ítem correspondiente, sin diferenciar si el paciente es adulto o niño.

Agrega, que con respecto solo a la adquisición de fármacos e insumos el Hospital Clínico de Magallanes, mensualmente se autoriza un presupuesto destinado al Departamento de Abastecimiento, que es el área encargada de la compra de servicios e insumos generales para el resto de las áreas del Hospital. A medida que se van realizando los requerimientos de compras de las distintas unidades, se va imputando a diferentes cuentas contables. Las Bodegas Activas de Farmacia e Insumos son las que Abastecimiento provee de todos los productos para la atención de los pacientes. El Departamento de Abastecimiento solicita presupuesto asociado al ítem presupuestario Farmacia; genera las Órdenes de Compra que son enviadas a los proveedores por medio de la plataforma de Compras Públicas; llegan los productos; éstos son entregados por los proveedores a la Bodega General de Farmacia, la que a su vez se encargan de la distribución interna a los distintos Centros de Responsabilidad (CR) incluido aquellos encargados de oncología adulto y pediátrica.

Hace presente que durante este proceso, el cual tiene solo que ver con la compra de bienes, se pierde la trazabilidad del destino de cada compra, por lo que no se cuantifican los gastos incurridos en los pacientes Oncológicos Infantil, puesto que los sistemas de información no están conectados a ese nivel para otorgar la desagregación que se requiere.

Por lo expuesto, sostiene que para extraer la información de los distintos sistemas informáticos y archivadores en papel que la contienen, obligadamente se requerirá distraer indebidamente a los funcionarios del cumplimiento regular de sus labores habituales, ya que comúnmente información no es tratada o sistematizada de la forma en que la exige la solicitante, por cuanto lo que interesa al Hospital es llevar un control de gastos y presupuesto en razón de cada ítem presupuestario definido por el Clasificador vigente para los Servicios de Salud y no por cada área asistencial, como en este caso sería oncología pediátrica.

De esta manera, la Subdirección Administrativa ha informado que para entregar la información se requeriría destinar en forma exclusiva a un equipo de dos funcionarios profesionales del área administrativa, un profesional del área asistencia y un administrativo, por un periodo aproximado de tres meses, que revisarán un total de 15.016 órdenes de compra correspondientes a gastos del subtítulo 22 de bienes y servicios del Hospital, del año 2019, además de realizar entrevistas con funcionarios que intervienen en el proceso de compras y control de existencias, requerir el apoyo en las diferentes áreas que permita determinar la información requerida, la revisión de fichas clínicas en pacientes con patologías oncológicas en dicho periodo, sin perjuicio del costo en personal para dicha tarea, de acuerdo a informe que se adjuntó, todo lo cual justificaría la causal de reserva invocada.

Finalmente, informa que respecto de la doble notificación de la respuesta a la solicitante, ello se habría debido a un error en el sistema de seguimiento de las solicitudes que no daba por finalizado el proceso, por lo que ante dicho estado se decidió volver a notificar la respuesta.

5) MEDIDA PARA MEJOR RESOLVER: Este Consejo, como medida para mejor resolver, mediante oficio N° E17107, de fecha 08 de octubre de 2020, requirió al Hospital Cínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro señalar expresamente si es posible determinar la imputación que se realiza al presupuesto de dicho Hospital por concepto de gastos realizados en el área de oncología pediátrica, por ejemplo imputar gastos al centro de costo de esa área; señalar si es efectivo que existen insumos, compras, o cualquier otro gasto que se exclusivamente respecto del área de oncología pediátrica y no para la generalidad del Hospital; respecto de lo señalado precedentemente, y en forma separada, señale cómo la entrega de la información solicitada afectaría el debido cumplimiento de las funciones del órgano; aclare si la información denegada se encuentra en formato digital y/ papel; y, se refiera al volumen de la información solicitada, la cantidad de tiempo y funcionarios que se destinarían a recopilar la información requerida.

El órgano reclamado, a través de oficio Ord. N° 2369, de fecha 16 de octubre de 2020, cumplió lo requerido, señalando, en síntesis, que la entrega de la información reclamada requiere un mayor trabajo para poder identificarla, separarla e imputarla a oncología pediátrica, por cuanto ellos son costeados a cada Centro de Responsabilidad que presta el servicio de apoyo a oncología, por tipo de gasto, y en el caso especial de la Unidad de Oncología Pediátrica, dichos gastos son imputados al Centro de Responsabilidad Infantil, del cual depende dicha unidad.

Agrega, que para el periodo en revisión marzo-abril 2019, el gasto imputado únicamente por los pedidos realizados corresponde a 20 pedidos que suman los $1.909.568, desglosados en UPC Neonatal y CR Infantil.

Es por ello que para poder extraer y o procesar la información en los términos requeridos por la solicitante, será necesario contar con recurso humano adicional, o distraer de sus labores a los existentes, quienes deberán indagar en las distintas bases de datos administrativas y clínicas, identificando y distinguiendo los gastos en que incurrió la Unidad de Oncología Pediátrica, y que se encuentre relacionada con la atención de pacientes de dicha unidad.

En este sentido, señala que actualmente, la información requerida por la solicitante se encuentra digitalizada en distintos sistemas administrativos que entregan información por cada Centro de Responsabilidad o Servicio. También se encuentran digitalizadas en distintos sistemas clínicos digitales los cual entregan la información por cada paciente relacionado al servicio prestado en ese Centro de Responsabilidad (por ejemplo, imagenología o laboratorio). El resto de la información se encuentra en las fichas clínicas de los pacientes, los cuales se conservan en papel en el Archivo del SOME de este hospital. En ellas se anotan por ejemplo los medicamentos suministrados e insumos empleados durante la atención, lo que permite distinguir aquellos insumos utilizados en un paciente pediátrico normal a uno de oncología, por cuanto en la actualidad los gastos no se distinguen de aquellos incurridos por alguna unidad en especial, sino que son imputadas al centro de referencia del cual dependen, en este caso, el CR Infantil.

Finalmente, reitera que de acuerdo al informe emitido por el Subdirector Administrativo de fecha 31 de agosto del año en curso, acompañado con los descargos, se ha estimado que se requeriría de a lo menos tres profesionales y un apoyo administrativo para efectos de revisar las distintas bases de datos digitales y fichas clínicas de los pacientes, para separar e imputar todos los gastos en que incurrió la Unidad de Oncología Pediátrica durante cada mes del año 2019, por cuanto estos gastos son compartidos con otros servicios y con el centro de responsabilidad del cual depende la unidad por la que se consulta.

Y CONSIDERANDO:

1) Que, el presente amparo tiene por objeto entregar por parte del Hospital Cínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro el gasto que destina dicho recinto de salud a oncología pediátrica de manera mensual entre enero hasta diciembre de 2019. Al efecto, el órgano requerido sostuvo que al respecto concurre la causal de reserva prevista en el artículo 21 N° 1 letra c) de la Ley de Transparencia.

2) Que, sobre el fondo de lo reclamado, cabe tener presente que en virtud del artículo 21 N° 1, letra c), de la Ley de Transparencia, puede denegarse la entrega de la información cuando su publicidad "afecte el debido cumplimiento de las funciones del órgano requerido por tratarse de requerimientos de carácter genérico, referidos a un elevado número de actos administrativos o sus antecedentes o cuya atención requiera distraer indebidamente a los funcionarios del cumplimiento regular de sus funciones habituales". Dicha norma ha sido desarrollada en el artículo 7°, N° 1, letra c), del Reglamento de la citada ley, señalando que "...un requerimiento distrae indebidamente a los funcionarios cuando su satisfacción requiera por parte de éstos, la utilización de un tiempo excesivo, considerando su jornada de trabajo, o un alejamiento de sus funciones habituales".

3) Que, en virtud de lo expuesto, cabe determinar si, en la especie, concurren los hechos constitutivos de la referida causal, y teniendo en consideración que su atención podría implicar, para tales funcionarios, la utilización de un tiempo excesivo, considerando los recursos institucionales que deben destinarse, razonable y prudencialmente, al cumplimiento de los requerimientos generados por la Ley de Transparencia, interrumpiendo de esta forma la atención de las otras funciones públicas que el servicio debe desarrollar, o exigiendo una dedicación desproporcionada a esa persona en desmedro de la que se destina a la atención de las demás personas. En este sentido, acorde con lo dispuesto en el artículo 3° del decreto con fuerza de ley N° 1/19.653, de 2000, de MINSEGPRES, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la ley N° 18.575, orgánica constitucional de bases generales de la Administración del Estado, dichos órganos se encuentran sujetos al deber de atender las necesidades públicas en forma continua y permanente, debiendo observar, entre otros, los principios de eficiencia y eficacia.

4) Que, respecto de la interpretación de la causal de reserva alegada, la jurisprudencia de este Consejo ha establecido que esta sólo puede configurarse en la medida que los esfuerzos que supone la búsqueda o eventualmente la sistematización y posterior entrega de lo pedido demanden esfuerzos de tal entidad, que entorpezcan el normal o debido funcionamiento del organismo. Resumiendo este criterio, la decisión de amparo Rol C377-13, razonó que "la causal en comento depende ya no tanto de la naturaleza de lo pedido, sino más bien de cada situación de hecho en términos de los esfuerzos desproporcionados que involucraría entregar lo solicitado". En dicho contexto, cabe tener presente lo señalado por la Excma. Corte Suprema, en su sentencia recaída en el recurso de queja Rol N° 6663-2012, de 17 de enero de 2013, en orden a que "la reserva basada en el debido ejercicio de las funciones del órgano deberá explicarse pormenorizadamente y probarse de modo fehaciente de qué manera el control ciudadano reflejado en la solicitud [de acceso] podría afectar el debido cumplimiento de las funciones (...), mencionarse las atribuciones precisas que la revelación de la información le impediría o entorpecería de cumplir debidamente (...), sin que basten para estos efectos meras invocaciones generales". Por ende, la configuración de la causal supone una ponderación de hecho sobre los aspectos que configuran tales esfuerzos, entre ellos el volumen de información, relación entre funcionarios y tareas, tiempo estimado o costo de oportunidad, entre otras, circunstancias que se estima no concurren en la especie.

5) Que, de los antecedentes examinados, ha sido posible establecer que el órgano reclamado para justificar la causal de reserva alegada, si bien señaló los recursos humanos y materiales que requeriría para atender la solicitud, todo ello por aproximadamente tres meses, dichos antecedentes a juicio de este Consejo no permiten apreciar el modo en que la entrega de la información de carácter pública, como es la referida a los gastos en oncología pediátrica, afecte el debido cumplimiento de sus funciones, y ello no solo porque la información pedida comprende un periodo acotado de un año y de reciente data, sino que también porque constituye un insumo para la correspondiente elaboración, ejecución y evaluación del presupuesto institucional, además de facilitar la rendición de cuentas y el debido control social, en una específica materia de salud pública, como es el gasto público por parte de un Hospital en la atención de pacientes en el área de oncología pediátrica en una zona extrema del país, razón por la cual dichas argumentaciones no son suficientes para tener por configurada la hipótesis prevista en la causal de reserva del artículo 21 N° 1 letra c) de la Ley de Transparencia.

6) Que, por consiguiente, se desestimará la causal de reserva alegada, y en definitiva, se acogerá el presente amparo, ordenando al Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro entregar a la solicitante la información reclamada.

7) Que, sin perjuicio de lo razonado precedentemente, atendidas las alegaciones formuladas por el órgano reclamado en el presente caso, este Consejo concederá excepcionalmente al Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro un plazo de 30 días hábiles, a fin de abordar la satisfacción del presente requerimiento.

EL CONSEJO PARA LA TRANSPARENCIA, EN EJERCICIO DE LAS FACULTADES QUE LE OTORGAN LOS ARTÍCULOS 24 Y SIGUIENTES Y 33 LETRA B) DE LA LEY DE TRANSPARENCIA, Y POR LA MAYORÍA DE SUS MIEMBROS PRESENTES, ACUERDA:

EL CONSEJO PARA LA TRANSPARENCIA, EN EJERCICIO DE LAS FACULTADES QUE LE OTORGAN LOS ARTÍCULOS 24 Y SIGUIENTES Y 33 LETRA B) DE LA LEY DE TRANSPARENCIA, Y POR LA MAYORÍA DE SUS MIEMBROS PRESENTES, ACUERDA:

I. Acoger el amparo deducido por doña Andrea Wenner Pastén en contra del Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro, en virtud de los fundamentos expuestos precedentemente.

II. Requerir al Sr. Director del Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro:

a) Entregar a la solicitante la información relativa al gasto que destina dicho recinto de salud a oncología pediátrica de manera mensual entre enero hasta diciembre de 2019.

b) Cumplir dicho requerimiento en un plazo que no supere los 30 días hábiles contados desde que la presente decisión quede ejecutoriada, bajo el apercibimiento de lo dispuesto en el artículo 46 de la Ley de Transparencia.

c) Acreditar la entrega efectiva de la información señalada en el literal a) precedente, en conformidad a lo establecido en el inciso segundo del artículo 17 de la Ley de Transparencia, por medio de comunicación enviada al correo electrónico cumplimiento@consejotransparencia.cl, o a la Oficina de Partes de este Consejo (Morandé N° 360, piso 7°, comuna y ciudad de Santiago), de manera que esta Corporación pueda verificar que se dio cumplimiento a las obligaciones impuestas en la presente decisión en tiempo y forma.

III. Encomendar al Director General (S) y a la Directora Jurídica (S) de este Consejo, indistintamente, notificar la presente decisión a doña Andrea Wenner Pastén y al Sr. Director del Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro.

VOTO DISIDENTE

La presente decisión es acordada con el voto en contra del Presidente don Jorge Jaraquemada Roblero, quien no comparte lo razonado en los considerandos 5° a 7°, estimando que el amparo debió ser rechazado, en base a las siguientes consideraciones:

1) Que, de conformidad a la causal de reserva alegada por el Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro, la jurisprudencia de este Consejo ha establecido que ésta sólo puede configurarse en la medida que los esfuerzos que supone la búsqueda o, eventualmente, la sistematización y posterior entrega de lo pedido demanden esfuerzos de tal entidad, que entorpezcan el normal o debido funcionamiento del organismo. Por ende, la configuración de la causal supone una ponderación de hecho sobre los aspectos que configuran tales esfuerzos, entre ellos el volumen de información, relación entre funcionarios y tareas, tiempo estimado o costo de oportunidad, entre otras, circunstancias que este disidente estima concurren en la especie, y por tanto darían lugar a esfuerzos desproporcionados como los mencionados.

2) Que, a diferencia del voto mayoritario, estima que en el presente caso se configura la causal de reserva contemplada en el artículo 21 N° 1 letra c) de la Ley de Transparencia, toda vez que entregar la información afecta el debido funcionamiento del Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro.

3) Que, en este sentido, a su juicio las alegaciones formuladas resultan suficientes para tener por configurada la causal de reserva, por cuanto el Hospital Clínico de Magallanes Dr. Lautaro Navarro señaló y acreditó detalladamente que en atención a que no existe un presupuesto exclusivo destinado a oncología pediátrica para efectos de imputar gastos como los que señala la requirente en su requerimiento, para generar la información reclamada de acuerdo a lo informado por la Subdirección Administrativa se requeriría destinar en forma exclusiva a un equipo de funcionarios compuesto por dos funcionarios profesionales del área administrativa, un profesional del área asistencia y un administrativo, por un periodo aproximado de tres meses, que revisarán un total de 15.016 órdenes de compra correspondientes a gastos del subtítulo 22 de bienes y servicios del Hospital, del año 2019, además de realizar entrevistas con funcionarios que intervienen en el proceso de compras y control de existencias, requerir el apoyo en las diferentes áreas que permita determinar la información requerida, la revisión de fichas clínicas en pacientes con patologías oncológicas en dicho periodo, sin perjuicio del costo en personal para dicha tarea, todo lo cual afecta el debido cumplimiento de sus funciones al distraer indebidamente a los funcionarios del cumplimiento regular de sus funciones habituales en los términos previstos en la causal de reserva alegada.

4) Que, por lo expuesto, a juicio de este disidente procede rechazar el presente amparo, por configurarse a su respecto la causal de reserva dispuesta en el artículo 21 N° 1 letra c) de la Ley de Transparencia.

En contra de la presente decisión procede la interposición del reclamo de ilegalidad ante la Corte de Apelaciones del domicilio del reclamante en el plazo de 15 días corridos, contados desde la notificación de la resolución reclamada, de acuerdo a lo prescrito en el artículo 28 y siguientes de la Ley de Transparencia. Con todo, los órganos de la Administración del Estado no podrán intentar dicho reclamo en contra de la resolución del Consejo que otorgue el acceso a la información solicitada, cuando su denegación se hubiere fundado en la causal del artículo 21 N° 1 de la Ley de Transparencia. Además, no procederá el recurso de reposición establecido en el artículo 59 de la ley N° 19.880, según los fundamentos expresados por este Consejo en el acuerdo publicado en el Diario Oficial el 9 de junio de 2011.

Pronunciada por el Consejo Directivo del Consejo para la Transparencia, integrado por su Presidente don Jorge Jaraquemada Roblero y sus Consejeros doña Gloria de la Fuente González y don Francisco Leturia Infante.

Por orden del Consejo Directivo, certifica la Directora Jurídica (S) del Consejo para la Transparencia doña Ana María Muñoz Massouh.