logo
 

Jaime Ramírez Robles con EJÉRCITO DE CHILE Rol: C1550-11

Consejo para la Transparencia, 06/06/2012

Se deduce amparo en contra de Ejército de Chile por haber denegado el Hospital Militar información relativa a copia certificada de su ficha médica, desde su ingreso hasta el retiro de la institución. El 2 de noviembre de 2011. El Consejo acoge parcialmente el amparo considerando que no concurre una causal de secreto o reserva respecto a dicha información, sin perjuicio de que parte de ella es inexistente.


Tipo de solicitud y resultado:

  • Parcialmente

Tipo caso:

  • Amparo


Descriptores analíticos:

Tema Salud
Materia Gestión de personas
Tipo de Documento Documentos Operacionales.Documentación médica.Documentos 


Consejeros:

  • Alejandro Ferreiro Yazigi (Unánime), Presidente
  • Jorge Jaraquemada Roblero (Ausente)
  • José Luis Santa María Zañartu (Unánime)
  • Vivianne Blanlot Soza (Unánime)

Texto completo:

DECISIÓN AMPARO ROL C1550-11

Entidad pública: Ejército de Chile

Requirente: Jaime Ramírez Robles

Ingreso Consejo: 19.12.2011

En sesión ordinaria Nº 344 del Consejo Directivo, celebrada el 6 de junio de 2012, con arreglo a las disposiciones de la Ley de Transparencia de la Función Pública y de Acceso a la Información de la Administración del Estado, en adelante, Ley de Transparencia, aprobada por el artículo primero de la Ley Nº 20.285 de 2008, el Consejo para la Transparencia, en adelante indistintamente el Consejo, ha adoptado la siguiente decisión respecto de la solicitud de amparo al derecho de acceso a la información Rol C1550-11.

VISTOS:

Los artículos 5º, inc. 2º, 8º y 19 Nº 12 de la Constitución Política de la República; las disposiciones aplicables de las Leyes Nº 20.285 y Nº 19.880; lo previsto en el D.F.L. Nº 1-19.653, del Ministerio Secretaria General de la Presidencia, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la Ley Nº 18.575; lo dispuesto en la Ley N° 19.628, sobre Protección de la Vida Privada y los D.S. Nº 13/2009 y Nº 20/2009, ambos del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, que aprueban, respectivamente, el Reglamento del artículo primero de la Ley Nº 20.285, en adelante el Reglamento, y los Estatutos de Funcionamiento del Consejo para la Transparencia.

TENIENDO PRESENTE:

1) SOLICITUD DE ACCESO: El 20 de octubre de 2011, don Jaime Ramírez Robles presentó una solicitud de acceso a la información, dirigida al Hospital Militar de Santiago (HOSMIL), por la cual requirió copia certificada de su ficha médica, desde su ingreso hasta el retiro de la institución. El 2 de noviembre de 2011, presentó igual solicitud a la Brigada de Aviación del Ejército (BAVE), en tanto que en la misma fecha requirió a la Dirección de Personal del Ejército (DPE) copias autenticadas de las hojas médicas correspondientes a las calificaciones de los años 1981, 1982, 1988, 1989, 1990, 1991, 2001, 2002, 2003, 2004 y 2005.

2) RESPUESTA: El 27 de octubre de 2011, el HOSMIL entregó respuesta a la presentación antes descrita, remitiéndole copia de los antecedentes médicos correspondientes a su ficha clínica N° 55.807.

Por su parte, la DPE respondió mediante carta del 21 de noviembre de 2011, adjuntando las hojas médicas solicitadas.

Por último la BAVE respondió por carta del 12 de noviembre de 2011, indicando, en síntesis, que no era posible acceder a la entrega de una copia de la ficha clínica solicitada, toda vez que la misma había sido incinerada, no quedando ningún registro de ella en esa Unidad; no obstante, la información podía ser solicitada al Comando de Salud del Ejército (COSALE), órgano que mantiene una copia de las fichas médicas del personal en retiro.

3) AMPARO: El 19 de diciembre de 2011, don Jaime Ramírez Robles dedujo amparo, fundado en que el HOSMIL le entregó una información que no correspondía a la solicitada y que la BAVE dio respuesta negativa a su solicitud de información. Respecto a la DPE, el reclamante expresa que esa solicitud fue respondida satisfactoriamente, pero en forma extemporánea.

4) DESCARGOS Y OBSERVACIONES DEL ORGANISMO: El Consejo Directivo de este Consejo, acordó admitir a tramitación este amparo, trasladándolo al Comandante en Jefe del Ejército de Chile, mediante el Oficio N° 3418, del 27 de diciembre de 2011. Mediante el Oficio N° 6800/67, de 12 de enero de 2012, el Comandante en Jefe del Ejército Subrogante presentó sus descargos, señalando, en síntesis, que:

a) El Suboficial (R) don Jaime Ramírez Robles, no efectuó su solicitud de acceso a la información pública a través del Sistema de Gestión de Solicitudes, ni de manera presencial en la Oficina de Transparencia e Información Pública del Ejército o en alguna de las 35 oficinas de Recepción de Solicitudes que esa institución mantiene a lo largo del país. La información la pidió directa y en forma independiente a organismos institucionales específicos, “(…) lo que no es lo más óptimo en su propio beneficio, no obstante encontrarse en su pleno derecho a hacerlo (…).

b) Agrega que el HOSMIL, el 27 de octubre de 2011, hizo entrega al requirente, dentro del plazo establecido en la Ley de Transparencia, de fotocopia de la ficha clínica N° 55807, correspondiente a los años 2010 y 2011, atendido que esos son los únicos antecedentes médicos que existen del Sr. Ramírez Robles en dicho centro asistencial, lo cual consta en el listado de boletas emitidas que adjunta, agregando que no existen fichas clínicas del requirente, correspondiente a los años 1978 al 2006.

c) Señala que la DPE, mediante carta de 21 de noviembre de 2011, dio respuesta a la solicitud, dentro de plazo, proporcionando al requirente fotocopias autenticadas de las anotaciones médicas estampadas en su hoja de Calificación desde el año 1981 a 2005.

d) En el caso de la solicitud de información formulada a la BAVE, señala que se respondió dentro de plazo, que no disponían de ficha médica alguna por haber sido estas incineradas, sugiriéndole solicitarla al COSALE, repartición que tendría copia de las fichas médicas del personal en retiro.

e) En definitiva el órgano reclamado alega que se proporcionó al requirente toda la documentación e información que solicitó y que obraba en poder de las reparticiones requeridas, no habiendo emitido respuesta negativa ni denegatoria.

f) Agrega que el artículo 21 de la Ley de Transparencia describe las únicas causales de secreto o reserva en cuya virtud se puede denegar total o parcialmente el acceso a la información, causales a las cuales no ha recurrido el Ejército ni ha efectuado declaración alguna en sus respuestas al requirente, conforme a lo establecido en el artículo 8° del Reglamento de la Ley de Transparencia, por tratarse de un acto administrativo imposible el denegar la entrega de algo que no existe o no se tiene.

g) Finalmente, y no obstante lo expuesto, a objeto de recopilar la posible existencia de antecedentes médicos del Sr. Ramírez, en reparticiones diferentes a las que formulara sus solicitudes de información, el Ejército indica que pidió al COSALE recabar información respecto a la existencia de fichas médicas del requirente en la totalidad de sus organismos dependientes, obteniendo los siguientes documentos, los cuales se adjuntan a sus descargos, para su entrega al interesado:

i. Ficha Clínica del Centro Médico Militar “Rancagua”.

ii. Ficha Odontológica del Centro Médico Militar “Rancagua”.

iii. Ficha N° 1, Servicio de Medicina Preventiva del Comando de Salud del Ejército.

5) GESTIÓN OFICIOSA: Atendido el tenor de los descargos de la reclamada, este Consejo se contactó con el reclamante el 11 de mayo de 2012, mediante correo electrónico dirigido a lorosae2000@hotmail.com, requiriéndole que acompañase copia de la solicitud que efectuó al HOSMIL, el 20 de octubre de 2011.

El reclamante respondió a través de correo electrónico de igual fecha, que el oficio (R) Nº 11215/8589, del 20 de octubre de 2011, es un documento interno del HOSMIL, derivado de un formulario que tuvo que completar directamente en el mesón de atención al cliente correspondiente al respectivo Centro Hospitalario. Formulario del cual no se entrega copia y se devuelve en forma inmediata a la persona que lo atiende. Agrega que en dicho documento, precisó el requerimiento de la ficha médica del mencionado Hospital desde su ingreso a la Institución, el año 1978, hasta el año 2011. El requerimiento fue respondido por el HOSMIL, mediante Oficio Nº 11215/557, del 27 de octubre de 2011, adjuntando fotocopias de la ficha médica Nº 55807, que contenía información del período 2010-2011.

En relación a la DPE, señaló que esa repartición respondió la información solicitada; mediante Comunicación recepcionada en la oficina de correos de Valdivia, el 7 de diciembre de 2011, ajuntando documento que lo indica.

Y CONSIDERANDO:

1) Que, la información solicitada al órgano reclamado, consistente en la ficha clínica del reclamante, siguiendo el criterio contenido en las decisiones de amparo roles C240-10 y C394-10, C322-10, C915-10 y C49-11, entre otras, si bien constituye un dato sensible, a la luz de la definición prevista en el artículo 2 letra g), de la Ley Nº 19.628, sobre Protección de Datos Personales, puesto que el reclamante es el propio titular de los datos solicitados, se concluye que está haciendo uso del habeas data, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley N° 19.628, derecho que, según lo resuelto por este Consejo puede ejercerse en sede de derecho de acceso a la información pública.

2) Que, en cuanto a la solicitud presentada ante la DPE, el amparo se circunscribe a la circunstancia de haber sido respondida en forma extemporánea. Al respecto, no habiendo acreditado el órgano reclamado el envío efectivo de la respuesta, conforme lo señala el inciso segundo del artículo 17 de la Ley de Transparencia y teniendo en cuenta lo establecido en el punto 4.4, de la Instrucción General N° 10, de este Consejo, sobre procedimiento administrativo de acceso a la información, se acogerá en esta parte el amparo, sin perjuicio que, habiendo manifestado el reclamante su conformidad con la información remitida, se tendrá por respondida la solicitud, aunque fuera de plazo.

3) Que, respecto de la solicitud formulada al HOSMIL, dicha repartición respondió al requirente remitiendo copia de la ficha clínica N° 55807 del reclamante, correspondiente a los años 2010 y 2011. Solo con ocasión de sus descargos ante este Consejo el órgano reclamado precisó que esa copia de ficha médica sería el único antecedente de esa naturaleza que existe del Sr. Ramírez Robles en el citado centro asistencial, lo cual constaría en el listado de boletas emitidas que adjunta. Con ello, la omisión en que incurre el HOSMIL respecto de la ficha clínica del reclamante, correspondiente al periodo 1978-2006, supone el incumplimiento de lo dispuesto en el artículo 14 de la Ley de Transparencia, toda vez que el órgano requerido debe pronunciarse sobre la solicitud sea entregando la información o negándose fundadamente a ello, lo cual no aconteció en la especie, lo que será representado a la reclamada. Sin perjuicio de ello, ante el reconocimiento respecto de la inexistencia de la información solicitada y no pudiendo controvertir este Consejo lo señalado por el órgano, no resulta posible requerir la entrega de información inexistente, cabe tener por satisfecha en este punto la solicitud planteada por el reclamante con la entrega de copia de los descargos ante esta sede, conjuntamente con la notificación de esta decisión.

4) Que, en cuanto a la solicitud de información dirigida a la BAVE, esa repartición no acompañó ningún documento en que conste haber realizado una búsqueda exhaustiva de la información solicitada por el reclamante o, en su caso, copia del acto administrativo que hubiere dispuesto la expurgación de tales documentos ni del acta respectiva, que declara haberse realizado. Al respecto, resulta aplicable el criterio de este Consejo en las decisiones de amparo roles C804-10 y C1323-11, según el cual “si el órgano resulta competente para conocer de la solicitud, y conforme al ordenamiento jurídico debe contar con la información requerida, pero no obra en su poder, deberá acreditar que dispuso la eliminación de los documentos solicitados, acompañando el acto administrativo que lo ordenó, así como el acta que da cuenta de ello, en los términos reglados por la Circular N° 28.704, de 1981, de la Contraloría General de la República, sobre eliminación de documentos en la Administración. Sin embargo, en aquellos casos en que el órgano indique no contar con dicho acto administrativo, se aceptará que ésta no obra en su poder, previa búsqueda exhaustiva de la misma, debidamente acreditada”. Este criterio, por lo demás, se encuentra recogido en el N° 2.3, literal a), de la Instrucción General N° 10 de este Consejo. Por lo expuesto, se acogerá en esta parte el presente amparo y se ordenará al órgano requerido que entregue al requirente copia certificada de su ficha médica, desde su ingreso hasta el retiro de la institución, en tanto éstos documentos obren en poder de la reclamada y, en caso contrario, indicarlo expresamente, previa búsqueda exhaustiva de los documentos, de lo que deberá dar cuenta mediante acta de búsqueda o el acta de destrucción respectiva.

5) Que, con todo, en la solicitud en análisis cabe tener presente lo señalado en el punto 1.1 de la citada Instrucción General N° 10, en orden a que en caso de que la solicitud de información se presente por canales no especificados para su recepción -como pudo ser el presentarlo directamente en la Brigada de Aviación del Ejército-, y el servicio procediere a acusar recibo de ella y tramitarla en los términos de la Ley de Transparencia, se entenderá validada con ello tanto la vía de ingreso como la respuesta remitida, no pudiendo alegar el órgano reclamado –en este caso el Ejercito- que la consulta se recibió por una vía no dispuesta al efecto. Por ello se recomendará al Ejercito de Chile que instruya a sus funcionarios que, de recibir las comunicaciones a las que se ha hecho referencia en este considerando, en virtud del artículo 24 de la Ley N° 19.880, procedan a derivarlas al sistema de gestiones de solicitudes del órgano, a más tardar dentro de las 24 horas siguientes a las de su recepción, y así cumplir oportunamente con la obligación de informar.

6) Que, finalmente, encontrándose los documentos identificados en la letra g) del numeral 4 de la parte expositiva de esta decisión, en poder de este Consejo, de conformidad con el principio de facilitación en materia de acceso a la información –reglado por el artículo 11, letra f) de la Ley de Transparencia–, no siendo controvertida la publicidad de la información respecto a quien lo solicita, de manera excepcional, se resolverá remitir al reclamante copia de los descargos y de dichos documentos, al tiempo de la notificación de esta decisión.

EL CONSEJO PARA LA TRANSPARENCIA, EN EJERCICIO DE LAS FACULTADES QUE LE OTORGAN LOS ARTÍCULOS 24 Y SIGUIENTES Y 33 LETRA B) DE LA LEY DE TRANSPARENCIA, Y POR LA UNANIMIDAD DE SUS MIEMBROS PRESENTES, ACUERDA:

I. Acoger el amparo deducido por don Jaime Ramírez Robles en contra del Ejército de Chile, en virtud de los fundamentos expuestos precedentemente.

II. Requerir al Sr. Comandante en Jefe del Ejército de Chile:

a) Hacer entrega al reclamante de copia certificada de su ficha médica desde su ingreso hasta el retiro de la BAVE, en tanto éstos documentos obren en poder de dicha repartición y, en caso contrario, indicarlo expresamente al reclamante, previa búsqueda exhaustiva de los documentos, de lo que deberá dar cuenta mediante acta de búsqueda o el acta de destrucción respectiva.

b) Cumplir dicho requerimiento en un plazo que no supere los 10 días hábiles contados desde que la presente decisión quede ejecutoriada, bajo el apercibimiento de lo dispuesto en el artículo 46 de la Ley de Transparencia.

c) Informar el cumplimiento de esta decisión mediante comunicación enviada al correo electrónico cumplimiento@consejotransparencia.cl, o a la Oficina de Partes de este Consejo (Agustinas Nº 1291, piso 6º, comuna y ciudad de Santiago), de manera que esta Corporación pueda verificar que se dé cumplimiento a las obligaciones impuestas precedentemente en tiempo y forma.

III. Representar al Sr. Comandante en Jefe del Ejército, que al no dar respuesta a la solicitud de información del requirente dentro del plazo fijado por el artículo 14 de la Ley de Transparencia y al no haberse pronunciado, sobre la totalidad de la solicitud de información formulada por el reclamante, se ha vulnerado dicha disposición y, asimismo, el principio de oportunidad consagrado en la letra h) del artículo 11 del cuerpo normativo citado, razón por la que deberá adoptar las medidas administrativas necesarias, a fin de evitar que en lo sucesivo se reitere dicha infracción.

IV. Recomendar al Sr. Comandante en Jefe del Ejército que instruya a sus funcionarios que, de recibir las comunicaciones a las que se ha hecho referencia en este considerando, en virtud del artículo 24 de la Ley N° 19.880, procedan a derivarlas al sistema de gestiones de solicitudes del órgano, a más tardar dentro de las 24 horas siguientes a las de su recepción, y así cumplir oportunamente con la obligación de informar

V. Encomendar al Director General de este Consejo, notificar la presente decisión al Comandante en Jefe del Ejército y a don Jaime Ramírez Robles, remitiendo a este último copia de los descargos y de la documentación adjunta a la misma, presentada por el Ejército ante este Consejo.

En contra de la presente decisión procede la interposición del reclamo de ilegalidad ante la Corte de Apelaciones del domicilio del reclamante en el plazo de 15 días corridos, contados desde la notificación de la resolución reclamada, de acuerdo a lo prescrito en el artículo 28 y siguientes de la Ley de Transparencia. En cambio, no procederá el recurso de reposición establecido en el artículo 59 de la Ley N° 19.880, según los fundamentos expresados por este Consejo en el acuerdo publicado en el Diario Oficial el 9 de junio de 2011.

Pronunciada por el Consejo Directivo del Consejo para la Transparencia, integrado por su Presidente don Alejandro Ferreiro Yazigi y por los Consejeros doña Vivianne Blanlot Soza y don José Luis Santa María Zañartu. Se deja constancia que el Consejero don Jorge Jaraquemada Roblero no concurre al presente acuerdo.

Certifica el Director General del Consejo para la Transparencia, don Raúl Ferrada Carrasco.