logo
 

MUNICIPALIDAD DE MAIPÚ con Consejo para la Transparencia Rol: 464-2020

Consejo para la Transparencia, 03/08/2021

Se interpone reclamo de ilegalidad contra decisión del Consejo para la Transparencia. Corte rechaza el reclamo.


Tipo de solicitud y resultado:

  • Rechazado


Ministros:

  • Jaime Balmaceda Errázuriz
  • Jessica González Troncoso

Texto completo:

Santiago, tres de agosto de dos mil veintiuno.

Vistos y teniendo presente:

Primero: Que comparece Jan Aeschlimann Meuli, abogado, en representación de la MUNICIPALIDAD DE MAIPÚ y deduce reclamo de ilegalidad conforme al artículo 28 de la Ley N° 20.285, sobre Acceso a la Información Pública, en contra del CONSEJO PARA LA TRANSPARENCIA, representado por su Directora General doña Andrea Ruiz Rosas, ambos domiciliados para estos efectos en calle Morandé 360, piso 7, Santiago.

Expone que el 4 de mayo de 2020 se recibió la solicitud de información pública realizada por don Nicolás Martínez Gaete, la que fue analizada por la Oficina de Transparencia Municipal y el 29 de mayo de 2020, mediante Resolución N° 566, se negó la entrega de información solicitada en atención a que se configura una causal de secreto o reserva establecida en la ley, toda vez que la solicitud de acceso a la información dice relación con un elevado número de actos administrativos o sus antecedentes, cuya respuesta implicaría distraer indebidamente funcionarios municipales del cumplimiento de sus labores habituales, particularmente aquellos que corresponden a la Dirección de Operaciones, la que ha señalado mediante Memorándum N° 475 el detalle de cuanto esfuerzo implica la entrega de dicha información. Con motivo del rechazo el 8 de junio de 2020 don Nicolás Martínez Gaete dedujo ante el Consejo para la Transparencia Amparo Rol C3074-20 y en sesión ordinaria N° 1119, de 7 de agosto de 2020, el Consejo Directivo del Consejo para la Transparencia acordó acoger el amparo.

Señala que el citado Consejo Directivo efectúa una interpretación errónea de las normas aplicables en el caso, que no hacen sino exponer al Servicio y a sus funcionarios a incurrir en eventuales responsabilidades administrativas y a infringir los derechos de las personas involucradas de manera directa en la entrega de la información solicitada. Lo anterior lo justifica el reclamante en lo establecido en los artículos 21 N° 1 letra c) de la Ley de Transparencia y 7° N° 1 letra c) del D.S. N° 13/2009.

Agrega que la decisión del amparo Rol C3074-20 incurre en errores que la tornan ilegal, pues no considera el propio espíritu de la Ley N° 20.285, cual es, precisamente, dar cumplimiento a las solicitudes de acceso a la información, pero dentro de un margen que depende ya no tanto de la naturaleza de lo requerido, sino más bien de cada situación de hecho en términos de los esfuerzos desproporcionados que involucraría entregar lo solicitado, es decir, ya la solicitud tiene claramente lineamientos caprichosos e ilegales en cuanto a su cumplimiento que en definitiva vendrían a perjudicar el funcionamiento del órgano sólo para satisfacer a un particular.

En razón de lo expuesto solicita se acoja el reclamo, declarando que se rechaza totalmente el amparo deducido por el reclamante, al no cumplir dicha petición con el estándar exigido por la Ley N° 20.285.

Segundo: Que comparece David Ibaceta Medina, Director General Suplente y representante legal del Consejo para la Transparencia, solicitando el rechazo de la acción intentada, en todas sus partes.

Expone que la Municipalidad de Maipú carece de legitimación activa para reclamar de ilegalidad sobre la base de la causal de reserva consagrada en la letra c) del N° 1 del artículo 21 de la Ley de Transparencia, todo ello conforme lo dispuesto en el inciso segundo del artículo 28 de la misma normativa.

Alega, subsidiariamente, que el amparo por denegación de acceso a la información fue acogido por cuanto se estimó que no se configuraba la causal de reserva del artículo 21 N° 1 letra c) de la Ley de Transparencia, por no haberse acreditados los presupuestos que la conforman, ya que la solicitud de información no distrae indebidamente a los funcionarios de la Municipalidad de Maipú, ni implica un alejamiento de sus funciones habituales. Agrega que para efectos de ponderar la falta de concurrencia de los requisitos de la causal de reserva invocada, se debe tomar en consideración que la información reclamada se refiere a antecedentes que deben obrar en poder de la Municipalidad y encontrarse debidamente sistematizados.

Respecto al tenor del citado artículo 21 N° 1 letra c) indica que la publicidad de la información solicitada afectará el debido cumplimiento de las funciones del órgano cuando se trate de requerimientos de carácter genérico, referidos a un elevado número de actos administrativos o sus antecedentes o cuya atención importe una distracción indebida de los funcionarios del cumplimiento regular de sus funciones. Manifiesta que la alegación sobre una eventual necesidad de revisión de información en formato físico no resulta consistente con su propia reglamentación interna, ni con las obligaciones legales que pesan sobre la reclamante en su calidad de propietaria de sistemas de alumbrado público que mantiene y que debe cumplir en relación a la supervigilancia y fiscalización que efectúa la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), por lo que resulta inverosímil que el órgano recurrente deba efectuar un análisis particular de cada una de las eventuales 62.000 facturas que recibe mensualmente, correspondientes al mismo número de puntos lumínicos, para dar respuesta al requerimiento de acceso a la información.

Finalmente, indica con respecto a las alegaciones sobre la supuesta falta de competencia del Consejo para ponderar cuándo una solicitud de información puede causar o no una afectación al debido cumplimiento de las funciones de los órganos del Estado, que conforme lo preceptuado en los artículos 32 y 33 letra b) de la Ley de Transparencia, el reclamado tiene la facultad de ponderar los hechos de la causal de secreto o reserva invocada, enmarcándose dicha atribución en el ámbito de las competencias que la ley le confiere, por lo que la Corporación no se está arrogando facultades que no detenta, ni tampoco ha rechazado la causal de reserva invocada sobre la base de meras apreciaciones subjetivas, sino que mediante un análisis razonado y fundado. La Corporación -continúa señalando- no se ha extralimitado en el ejercicio de sus facultades y atribuciones al analizar la causal de reserva invocada, sino sólo ha ejercido las funciones legales ajustando su obrar a lo dispuesto en los artículos 6° y 7° de la Carta Fundamental y a las normas legales dictadas conforme a ella, resolviendo en estricta concordancia con lo prescrito tanto en los artículos 32 y 33 letra b) de la Ley de Transparencia, como asimismo, en el artículo 41 de la Ley N° 19.880.

Tercero: Que en cuanto a la falta de legitimación activa alegada por la reclamada, ésta será rechazada por cuanto el Tribunal Constitucional, en sentencia de 2 de octubre de 2020, acogió el requerimiento de inaplicabilidad por inconstitucionalidad deducido por la Municipalidad de Maipú respecto al artículo 28 inciso segundo de la Ley N° 20.285, precepto en el cual se fundaba dicha alegación. En efecto, la citada sentencia declaró inconstitucional la norma referida por estimar vulnerados el derecho a la igual protección de la ley en el ejercicio de los derechos, a la defensa jurídica y al debido proceso legal, en su versión del derecho al recurso, consagrados en el artículo 19 N° 3 incisos primero, segundo y sexto de la Carta Fundamental.

Cuarto: Que en cuanto al fondo del asunto planteado, como lo afirma el reclamado, la norma constitucional del artículo 8° consagra el principio de la publicidad de los actos y resoluciones de los órganos del Estado, así como sus fundamentos y los procedimientos que se utilicen en el ámbito de sus competencias. La Ley N° 20.285 creó la nueva institucionalidad con miras a promover y garantizar la transparencia de la información pública, resultando entonces que la regla general es la publicidad y acceso a la misma y la excepción la constituyen las causales del artículo 21 de la citada ley u otras que establezca una ley de quórum calificado, las que deben entenderse como un desarrollo o aplicación de lo dispuesto en el inciso segundo de la norma constitucional.

Sin embargo, la transparencia no es absoluta, pues el orden constitucional admite motivos legítimos para que actos o resoluciones, como los documentos que los sustenten, sus fundamentos o procedimientos, puedan mantenerse en secreto o reserva, siempre que quien la invoca acredite los hechos que la justifican.

Cuarto: Que sin duda el objetivo de la Ley de Transparencia no es permitir, sin limitación alguna, la divulgación a terceros de información de naturaleza privada o pública que obra en poder de la Administración.

En el caso de la especie la acción se interpone contra la decisión de amparo que ordena a la Municipalidad de Maipú entregar al reclamante "información sobre las luminarias viales de la comuna de Maipú, en la actualidad, tales como: la cantidad según tipo de luminaria, su consumo eléctrico mensual durante los periodos 2019 al 2020 (KWH), las especificaciones técnicas de las luminarias y los gastos monetarios".

Quinto: Que la causal de reserva alegada corresponde a la prevista en el N° 1 letra c) del artículo 21 de la Ley de Transparencia, esto es, cuando su publicidad o conocimiento afecte el debido cumplimiento de las funciones del órgano requerido, particularmente: "Tratándose de requerimientos de carácter genérico, referidos a un elevado número de actos administrativos o sus antecedentes o cuya atención requiera distraer indebidamente a los funcionarios del cumplimiento regular de sus labores habituales". El fundamento de la causal alegada radica en que lo requerido importaría la distracción de labores habituales de un funcionario municipal para dedicarse a ello en forma exclusiva por un mes, a objeto de revisar y sistematizar una gran cantidad de información, ello en atención al número de luminarias de la comuna, sus características técnicas y el registro de facturas de consumo y pago.

Consta de autos que la reclamante reconoce que en su estructura existe un Departamento de Alumbrado Público, es decir, una dependencia especialmente encargada de la materia.

Sexto: Que considerando -como ya se dijo- que la regla general es la publicidad de la información que obra en poder de la Municipalidad -hecho no discutido-, lo relevante de la causal de reserva esgrimida es determinar si para dar respuesta a lo requerido, como es sistematizar y entregar la información detallada, tal actividad, teniendo presente la naturaleza del órgano público, significaría imponer un trabajo desproporcionado y, por ende, indebido, afectando gravemente el normal cumplimiento de las funciones propias de la institución.

Los hechos invocados por la Municipalidad en manera alguna configuran la causal alegada, por cuanto el cuestionamiento que se hace valer solo dice relación con tener que destinar personal en forma exclusiva para ello, sin hacer referencia al número de funcionarios que se desempeñan en las distintas áreas involucradas, la competencia de éstos y las labores que se dejarían de ejecutar en perjuicio del bien público que la entidad edilicia debe otorgar a la comunidad.

Séptimo: Que por otro lado, la parte reclamada en su decisión consideró la situación sanitaria del país al otorgar a la reclamante un plazo de 15 días hábiles para la entrega de la información.

Tampoco se observa que se trate de antecedentes de mayor complejidad, resultando entonces que una correcta gestión al interior del departamento del área respectiva es suficiente para cumplir lo decidido, sobre todo si se tiene presente que la información se vincula con el sistema de alumbrado público de la comuna de Maipú, materia sujeta a la supervigilancia de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles y que la reclamante cuenta en su estructura orgánica con un departamento de "Alumbrado Público Municipal" que entre otras funciones, como indica la reclamada, debe controlar el cumplimiento de los contratos suscritos con terceros respecto del alumbrado público comunal y aprobar y controlar los proyectos eléctricos de los nuevos lotes que se construyen en la comuna, el que cuenta con personal asignado en dos oficinas, una de ellas dedicada, precisamente, a "revisar mensualmente la facturación de los consumos de alumbrado público, de mantención y trabajos especiales" y de "digitalizar y actualizar el catastro del alumbrado público y generar los planos requeridos por las diversas solicitudes" (artículo 39 del Decreto N° 3364 de 30 de mayo de 2011).

Las obligaciones normativas vigentes en la materia que la Municipalidad debe acatar y las "oficinas técnicas" existentes al interior de su estructura, llevan necesariamente a concluir que no es efectivo lo esgrimido por la reclamante en orden que la "distracción desproporcionada" estaría dada por tener que revisar y sistematizar para el cumplimiento de la decisión de amparo más de 62.000 facturas y puntos de luminarias públicas.

Octavo: Que por las razones expuestas, el Consejo para la Transparencia ha actuado en el ámbito de sus atribuciones legales al resolver la controversia sometida a su conocimiento, razón por la cual no cabe sino concluir que la reclamación deducida debe ser necesariamente rechazada.

Por estas consideraciones y de conformidad, además, a lo que disponen los artículos 28 y 29 de la ley 20.285, sobre acceso a la Información Pública, se rechaza la reclamación interpuesta por la Municipalidad de Maipú, contra la decisión adoptada por el Consejo para la Transparencia recaída en el Amparo C-3074-20, de siete de agosto de dos mil veinte.

Regístrese y comuníquese.

Redactó la ministra señora González Troncoso.

N° Contencioso Administrativo-464-2020.

Pronunciado por la Undécima Sala de la C.A. de Santiago integrada por los Ministros (as) Jessica De Lourdes Gonzalez T., Maria Loreto Gutierrez A., Jaime Balmaceda E. Santiago, tres de agosto de dos mil veintiuno.

En Santiago, a tres de agosto de dos mil veintiuno, notifiqué en Secretaría por el Estado Diario la resolución precedente.