logo
 

Carlos Esparza Barrera con UNIVERSIDAD DE SANTIAGO DE CHILE Rol: C171-13

Consejo para la Transparencia, 05/06/2013

Se dedujo amparo en contra de la USACH, fundado en que la información entregada estaba incompleta y que existe ausencia de información sobre a) “Me informe con documentación oficial y consistente, el conjunto de los parámetros considerados en el proceso de evaluación en la USACH y, si correspondiera, el subconjunto de parámetros particulares utilizados tanto en el Departamento de Física como en el Departamento de Matemática y Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencia”. b) “Me informe con documentación oficial y consistente, la ponderación de los parámetros de evaluación utilizados en diferentes unidades de la USACH y, en particular, tanto en el Departamento de Física como en el Departamento de Matemática y Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencia”. El Consejo señaló que la Comisión a que alude la presentación del Sr. Rector de la USACH, y que habría intervenido en la toma de decisiones relativas a la supresión de cargos docentes a que alude el solicitante, ha debido plasmar sus actuaciones y resoluciones en algún soporte documental, en el que se consigne el trabajo realizado por esa Comisión y los acuerdos adoptados dentro de las competencias que se le asignaron, en materia de reestructuración de los cargos docentes. Asimismo, el comunicado alude expresamente a la existencia de “argumentos técnicos, sólidos y responsables que fueron compartidos en reuniones con Decanos y Directores”. Por lo anterior, se acogerá el amparo y se requerirá a la reclamada que entregue la documentación en la que haya hecho constar o haya plasmado la información que dé cuenta del resultado del trabajo efectuado por dicha Comisión o constancia de las reuniones que se realizaron al efecto. Lo anterior, por cuanto dicha información equivale a lo solicitado en este punto, que ha de reconducirse a la constancia en algún soporte documental de lo obrado en dichas instancias.


Tipo de solicitud y resultado:

  • Parcialmente

Tipo caso:

  • Amparo


Descriptores analíticos:

Tema Educación
Materia Gestión de personas
Tipo de Documento Documentos Oficiales.Documentos 

Reclamaciones contra esta decisión (Ver estado procesal):


Legislación aplicada:


Consejeros:

  • Jorge Jaraquemada Roblero (Unánime), Presidente
  • Alejandro Ferreiro Yazigi (Unánime)
  • José Luis Santa María Zañartu (Unánime)
  • Vivianne Blanlot Soza (Unánime)

Texto completo:

DECISIÓN AMPARO ROL C171-13

Entidad pública: Universidad de Santiago de Chile (USACH)

Requirente: Carlos Esparza Barrera

Ingreso Consejo: 04.02.2013

En sesión ordinaria Nº 439 del Consejo Directivo, celebrada el 5 de junio de 2013, con arreglo a las disposiciones de la Ley de Transparencia de la Función Pública y de Acceso a la Información de la Administración del Estado, en adelante, Ley de Transparencia, aprobada por el artículo primero de la Ley Nº 20.285 de 2008, el Consejo para la Transparencia, en adelante indistintamente el Consejo, ha adoptado la siguiente decisión respecto de la solicitud de amparo al derecho de acceso a la información Rol C171-13.

VISTO:

Los artículos 5º, inc. 2º, 8º y 19 Nº 12 de la Constitución Política de la República; las disposiciones aplicables de las Leyes Nº 20.285 y Nº 19.880; lo previsto en el D.F.L. Nº 1-19.653, del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, que fija el texto refundido, coordinado y sistematizado de la Ley Nº 18.575; el D.F.L. N° 149, de 1981, del Ministerio de Educación, Estatuto Orgánico de la USACH; la Ley N° 20.129, que establece un Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior; y los D.S. Nº 13/2009 y Nº 20/2009, ambos del Ministerio Secretaría General de la Presidencia, que aprueban, respectivamente, el Reglamento del artículo primero de la Ley Nº 20.285, en adelante el Reglamento, y los Estatutos de Funcionamiento del Consejo para la Transparencia.

TENIENDO PRESENTE:

1) CONTEXTO PREVIO: Don Carlos Esparza Barrera, ex académico de la Universidad de Santiago de Chile, en adelante también indistintamente USACH, hizo presente a este Consejo que la citada Universidad, mediante la Resolución Exenta N° 1.273, de 1° de febrero de 2012, se declaró en proceso de reestructuración. En dicho marco, remitió a la Contraloría General de la República la Resolución que cursó la supresión de su cargo de académico jornada completa, grado 4°, asociado, en el Departamento de Física de la Facultad de Ciencia. El 9 de abril de 2012, mediante el Dictamen Nº 19.901, la Contraloría General de la República cursó 58 supresiones de cargos jornada completa de la Planta Académica de la USACH, uno de los cuales era el del Sr. Esparza.

En el citado Dictamen, la Contraloría General de la República, entre otras consideraciones, hizo referencia a que la USACH había realizado una evaluación del estamento académico sobre la base de los parámetros definidos por la Comisión Nacional de Acreditación. Producto de esa evaluación, se habría individualizado a los académicos que no cumplían los estándares necesarios cuyos cargos serían suprimidos. El referido Dictamen señaló que, conforme a lo informado por la USACH, para la transparencia e imparcialidad requerida en toda supresión de cargos, se contó con la participación de Decanos y Directores de los Departamentos, de acuerdo a sugerencia de la Junta Directiva y del Consejo Académico.

2) SOLICITUD DE ACCESO: Don Carlos Esparza Barrera, el 14 de diciembre de 2012, solicitó a la Universidad de Santiago de Chile la siguiente información:

a) “Me informe con documentación oficial y consistente, el conjunto de los parámetros considerados en el proceso de evaluación en la USACH y, si correspondiera, el subconjunto de parámetros particulares utilizados tanto en el Departamento de Física como en el Departamento de Matemática y Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencia”. [sic]

b) “Me informe con documentación oficial y consistente, la ponderación de los parámetros de evaluación utilizados en diferentes unidades de la USACH y, en particular, tanto en el Departamento de Física como en el Departamento de Matemática y Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencia”. [sic]

c) “Me informe con documentación oficial, consistente y ajustada a derecho, el procedimiento de cálculo algorítmico que, incorporando los parámetros considerados con sus respectivas ponderaciones, permitió cuantificar la evaluación de la Planta Académica y con dichas calificaciones generar el orden de prelación del cumplimiento de los denominados estándares necesarios”. [sic]

d) “Me entregue la lista ajustada a reglamento de toda la Planta Académica del Departamento de Física y del Departamento de Matemática y Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencia con las correspondientes calificaciones obtenidas en el proceso de evaluación”. [sic]

e) “Me informe con documentación oficial y consistente, fecha(s), lugar(es) y el nombre de la(s) persona(s) que en su condición de Decano y Director(es) de los Departamentos de Física y Matemática y Ciencias de la Computación participaron, o las subrogaron, en la evaluación realizada para garantizar la transparencia e imparcialidad del proceso”. [sic]

f) “Me entregue las actas oficiales con el planteamiento, hitos, acuerdos de las reuniones y toda documentación adicional que permita demostrar la participación y cumplimiento, tanto del Decano como de Directores de Departamento de la Facultad de Ciencia, del cometido de garantizar la transparencia e imparcialidad del proceso, conforme a sugerencia de la Junta Directiva y del Consejo Académico". [sic]

3) RESPUESTA: El 16 de enero de 2013 la Universidad de Santiago de Chile respondió a dicho requerimiento de información, mediante el Ordinario N° 25, señalando, en síntesis, que:

a) La Rectoría presentó un Plan de Trabajo ante la Junta Directiva y ante el Consejo Académico, documento que consideró los criterios de reestructuración de las plantas académicas, los cuales fueron los siguientes:

i. “Cumplimiento de los estipulado para cada jerarquía académica, Decreto N° 26 de 1986;

ii. Incumplimiento de comisiones de estudio para la obtención de grados académicos;

iii. Mayor docencia en programas SDT que en la USACH;

iv. Productividad en docencia;

v. Nivel de evaluación en el aula;

vi. Productividad en proyectos de investigación, innovación u desarrollo;

vii. Productividad en publicaciones (isi, scielo, libros, otros); y,

viii. Productividad en extensión y vinculación con el medio”.

b) Respecto a la información solicitada, no existió una comisión evaluadora de las supresiones de cargos efectuadas en virtud del proceso de reestructuración y, por lo mismo, no hay reglamentos ni puntajes generales o específicos como tampoco integrantes de esa supuesta comisión.

c) Además, dentro de los considerandos del decreto universitario mediante el cual se suprimió el cargo al Sr. Esparza, constan las razones y justificaciones por las que se adoptó esa medida, acto administrativo que oportunamente fue tomado de razón por la Contraloría General de la República y que, por otra parte, los Tribunales de Justicia, en casos similares, han declarado su legalidad y razonabilidad.

4) AMPARO: El 4 de febrero de 2013, don Carlos Esparza Barrera dedujo amparo a su derecho de acceso a la información en contra de la USACH, fundado en que la información entregada estaba incompleta y que existe ausencia de información. El reclamante agregó, en síntesis, que:

a) La USACH no invocó causal de reserva respecto de la información solicitada. Al informar sobre los ocho criterios utilizados en la reestructuración de la planta académica que condujo a la supresión de cargos, omite informar la ponderación de cada uno de ellos de ellos en cada categoría y jerarquía académica. Lo anterior, ocurre para las diferentes unidades académicas de la Universidad y, en particular, para los dos Departamentos de la Facultad de Ciencias.

b) Al afirmar que no existió comisión evaluadora de las supresiones de cargo efectuadas en virtud del proceso de reestructuración y, por lo mismo, que no hay reglamentos ni puntajes generales o específicos, y que tampoco habría integrantes de esa supuesta comisión, permite eludir todas las respuestas solicitadas que están en relación con la comisión, reglamentos, indicadores, ponderaciones, algoritmos y resultados concretos del proceso de calificación del desempeño académico, que conduzcan a la clasificación de los académicos en sus respectivas jerarquías para los efectos universitarios que fuere menester.

c) Al desconocer la existencia de una comisión, puntajes y ponderaciones, se evidencia un conflicto de verosimilitud con lo declarado por el Rector y las consideraciones que tuvo la Contraloría al tomar razón de la supresión de cargos. Esa falta de coherencia argumental debería ser clarificada por el Sr. Secretario General en conformidad a la Ley.

d) No es efectivo que en los considerandos del decreto universitario que suprimió su cargo consten las razones que se tuvo para esa decisión, pues, a su juicio, las razones por las que se suprimió el cargo son particulares y específicas de cada académico; ellas estarían en relación a otros académicos que sí cumplieron las condiciones que le permitieron permanecer en la Universidad.

5) DESCARGOS Y OBSERVACIONES DEL ORGANISMO: El Consejo Directivo de este Consejo acordó admitir a tramitación este amparo y lo trasladó al Sr. Rector de la Universidad de Santiago de Chile mediante el Oficio N° 605, de 11 de febrero de 2013. El Secretario General de la USACH, mediante el Ordinario N° 62, de 26 de marzo de 2013, presentó sus descargos señalando, en síntesis, que:

a) No existen parámetros en el proceso de evaluación o parámetros particulares para la Facultad de Ciencias, como tampoco existen ponderaciones de tales medidas ni un procedimiento de algoritmo a que el solicitante se refiere en su solicitud. Asimismo, no existe la lista de la Planta Académica de los Departamentos de Física y Matemática y Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencia con las correspondientes calificaciones.

b) No consta la existencia de actas o documentos oficiales en que se consigne la participación de autoridades de la Facultad de Ciencia en el proceso de reestructuración y que derivó en las supresiones de cargos de académicos.

c) Finalmente, indica que en los considerandos del Decreto Universitario mediante el cual se suprimió el cargo al peticionario, constan las razones y justificaciones por las que se adoptó la decisión. Dicho acto administrativo fue tomado de razón por la Contraloría General de la República. Además los Tribunales de Justicia, en su caso específico, han declarado su legalidad y razonabilidad.

6) MEDIDAS PARA MEJOR RESOLVER: El Consejo Directivo de este Consejo, en su sesión ordinaria N° 425, celebrada el 9 de abril de 2013, acordó, para una acertada resolución del amparo de la especie, decretar las siguientes medidas para mejor resolver:

a) Mediante el Oficio N° 1.332, de 11 de abril de 2013, se requirió al Sr. Rector de la Universidad de Santiago de Chile a fin de que remitiese a este Consejo copia de la siguiente información:

i. Todos los antecedentes que la Universidad de Santiago de Chile tuvo a la vista y sirvieron de fundamento para la dictación del Decreto Universitario N° 225, de 9 de febrero de 2012, de la USACH, que suprimió el cargo servido por don Carlos Esparza Barrera.

ii. La totalidad de los antecedentes que la USACH remitió a la Contraloría General de la República y que sirvieron a dicho ente contralor para fundar el Dictamen N° 19.901, de 9 de abril de 2012, que cursó y tomó razón de diversos Decretos Universitarios que suprimieron cargos en dicha Universidad —entre ellos, del Decreto Universitario N° 225, de 2012—, y que fue dictado en el marco del proceso de reestructuración del cuerpo docente de la USACH, decretado por la Resolución N° 1.273, de la misma Universidad.

b) Por su parte, a través del Oficio N° 1.384, de 15 de abril de 2013, este Consejo solicitó al Sr. Contralor General de la República que remitiese copia de la totalidad de los antecedentes que dicha Universidad adjuntó al ente fiscalizador para el trámite de toma de razón de los actos administrativos que suprimieron los cargos docentes, y en particular aquellos que hayan servido de fundamento para cursar el Decreto Universitario N° 225, de 9 de febrero de 2012 a través de su Dictamen N° 19.901, de 9 de abril de 2012.

7) RESPUESTA DE LA USACH A LA MEDIDA PARA MEJOR RESOLVER: Atendido que el Consejo no había recibido respuesta al Oficio N° 1.332 –citado en el literal a) del numeral anterior–, a través de correo electrónico de 26 de abril de 2013 se solicitó al enlace de transparencia de la USACH responder el Oficio antes señalado, requiriéndole que remitiera la información pedida con la mayor celeridad posible y, en todo caso, antes del 30 de abril de 2013. El 29 de abril de 2013 el enlace de transparencia de la USACH respondió dicho correo, señalando textualmente: “nos encontramos trabajando para enviar la información en el marco del amparo Rol C171-13”. Posteriormente, mediante correo electrónico de 30 de abril de 2013, remitido tanto a este Consejo como al solicitante de información, la USACH dio respuesta a la medida para mejor resolver decretada. Al efecto, adjuntó Oficio N° 92 de la misma fecha, por el cual señaló, en síntesis, lo siguiente:

a) Adjunta copia de los antecedentes que indica, señalando que son los que se consideraron en el proceso de reestructuración y que fueron emitidos a la Contraloría General de la República para fundamentar la toma de razón de los decretos que suprimieron los cargos académicos del cuerpo docente de la USACH:

i. Acuerdo de Acreditación Institucional N° 38, adoptado por la Comisión Nacional de Acreditación, de 1° de octubre de 2008.

ii. Plan Estratégico Institucional (PEI) 2011-2015, con certificados de aprobación por el Consejo Académico y por la Junta Directiva.

iii. Definición de Rumbo Institucional, presentación cierre PEI 2011-2015 de 26 de noviembre de 2010.

iv. Perfiles de Proyectos de Plan Estratégico Institucional 2011-2015.

v. Presentación del Rector de la USACH ante el Consejo Académico que contiene indicadores y Plan de Trabajo, en especial la reestructuración de las plantas académicas.

vi. Citaciones a miembros del Consejo Académico y de la Junta Directiva para sesiones destinadas a tratar las materias señaladas en el numeral precedente.

vii. Dos comunicados del Rector dirigidos a la comunidad universitaria, vía correo electrónico de 18 de enero y de 10 de febrero, ambos de 2012.

b) Señala que la documentación requerida en la medida para mejor resolver, detalladas en la letra a) del numeral 6° de lo expositivo, es esencialmente la misma, pues los antecedentes remitidos a la Contraloría General de la República son los que fundamentan el Dictamen N° 19.901, de 9 de abril de 2012.

8) RESPUESTA DE LA CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA A LA MEDIDA PARA MEJOR RESOLVER: Mediante Oficio N° 28.858, de 9 de mayo de 2013, la Jefa de la Unidad de Acceso a la Información de la Contraloría General de la República remitió la información solicitada por el Oficio N° 1.384, de 15 de abril de 2013, de este Consejo. Dichos antecedentes coinciden con aquellos individualizados en la letra a) del numeral precedente. Además, se adjunta copia de los siguientes documentos:

a) Oficio N° 7, de 13 de marzo de 2012, de la USACH dirigido a la Contraloría General de la República. Dicho Oficio se remitió al ente contralor, según se indica, para “demostrar la razonabilidad o no arbitrariedad de las aludidas supresiones de cargo y que afectan a personal académico de este plantel”. Para ello se acompañan “antecedentes objetivos en que se fundamentan las mencionadas medidas de supresión de cargo”. El Oficio termina señalando “El Rector infrascrito, sobre la base de la información adjunta y que muestra la legalidad y razonabilidad en el proceder de la Universidad, solicita en consecuencia la Toma de Razón de los decretos de supresión de cargo”. Tales documentos son los ya individualizados en la letra a) del numeral precedente.

b) Reglamento de calificación y desempeño académico de la USACH, aprobado por Decreto Universitario N° 5.949, de 3 de agosto de 2009.

c) Declaración del Consejo de la Facultad de Ciencias, de 19 de enero de 2013, por el cual, en síntesis, manifiesta su disconformidad con el proceso de reestructuración de la Universidad.

d) Diversos Oficios del Rector de la USACH, remitidos al Contralor General de la República, a objeto de informar presentaciones efectuadas por diversos académicos –entre ellos el solicitante– los cuales reclamaron respecto al proceso de desvinculación académica. Dichos informes constituyen formatos tipos, en todos los cuales se hace referencia a que la adopción de las medidas de supresiones de cargos “se contó con la participación de los Srs. Decanos y Directores de Departamentos Académicos que concurrieron a reuniones de trabajo, actividad que se efectuó a sugerencia de la Junta Directiva y del Consejo Académico”.

e) Cartas remitidas por el Rector de la USACH a diversos académicos, dentro de los cuales está el solicitante de acceso, por las cuales se comunica la supresión de sus respectivos cargos académicos, según corresponda. La carta informa a cada académico la posibilidad de definir una nueva forma de contratación como profesor por horas de clases.

9) AUDIENCIA PÚBLICA: El Consejo Directivo de esta Corporación, en sesión ordinaria Nº 431, de 3 de mayo de 2013, acordó convocar en el presente amparo a una audiencia de rendición y discusión de antecedentes y medios de prueba, conforme al artículo 25, inciso final, de la Ley de Transparencia, la que fue comunicada a las partes involucradas mediante Oficio N° 1.765, de 9 de mayo de 2013. Dicha audiencia se llevó a cabo el 5 de junio de 2013, a las 10:00 horas, oyéndose las exposiciones del reclamante Sr. Carlos Esparza Barrera, por una parte, y de los apoderados de la Universidad de Santiago de Chile, los abogados Jaime Bustos Maldonado y doña Alejandra Véliz Aleluya, por otra.

10) ANTECEDENTES COMPLEMENTARIOS REMITIDOS POR LA USACH: Con ocasión de la audiencia pública decretada por este Consejo, y en relación con los hechos sobre los que ésta especialmente versaría, la USACH adjuntó a esta Corporación copia de escritura pública autorizada ante Notario Público, por la cual otorgó mandato especial a los abogados individualizados en el numeral precedente, con expreso poder para declarar en la audiencia convocada lo que a continuación se indica:

a) Respecto del detalle del proceso de evaluación de la USACH en el marco de la reestructuración de la planta académica, el que, de acuerdo a lo señalado por el Sr. Rector de dicha Universidad, en comunicado de 10 de febrero de 2012 dirigido a la comunidad académica, se basó "en la recopilación, sistematización y análisis serio y detallado" de indicadores académicos, señaló que existieron 8 criterios técnicos para la adopción de las medidas de supresión, los que fueron comunicados al Consejo Académico y a la Junta Directiva, los cuales reitera y son aquellos señalados en la letra a) del numeral 3° de lo expositivo.

b) En cuanto al procedimiento llevado a cabo por la USACH a fin de determinar la individualización de los docentes que no habrían cumplido los estándares académicos que debía presentar la misma Universidad, en el marco del Acuerdo de Acreditación Institucional N° 38, y respecto de los cuales se decidió suprimir sus cargos, agregó que dicho procedimiento comprendió la intervención de Decanos de las Facultades y Directores de Departamentos Académicos.

c) En cuanto a la ponderación de los indicadores académicos, efectuada por las Facultades, Departamentos y Escuelas, a través del cual se habría logrado determinar el nivel de productividad académica del plantel docente, en las diferentes jerarquías académicas, indicó que no existen documentos que respalden esa actividad.

d) Respecto de los argumentos "técnicos, sólidos y responsables" a que alude el Sr. Rector de la USACH en el comunicado antes señalado, como sustento del proceso de regularización de la planta académica y desvinculación de docentes, según el caso, reitera la referencia a los 8 criterios técnicos antes aludidos.

e) En cuanto a la existencia de actas o documentos de respaldo de las reuniones realizadas con Decanos y Directores, a que hace referencia el Sr. Rector de la USACH en el citado comunicado de 10 de febrero de 2012, indica que no existen documentos de respaldo de dicha actividad.

11) ANTECEDENTES COMPLEMENTARIOS PRESENTADOS POR EL RECLAMANTE: Con ocasión de la audiencia pública realizada, el reclamante acompañó un escrito en el que reitera, en síntesis, sus argumentos planteados con motivo de la interposición de su amparo, además de subrayar que la documentación que en su oportunidad fue remitida por la USACH a la Contraloría General de la República consiste en generalidades del proceso de reestructuración universitario. Señala que no hay referencia en esos antecedentes de la evaluación académica específica realizada para identificar a los académicos que no cumplían los estándares que necesariamente debían poseer los docentes de la USACH. Además, adjuntó un archivo con documentos, dentro de los cuales, en síntesis, se encuentran diversas presentaciones efectuadas por académicos de la USACH, tanto a Contraloría como a instancias académicas de esa Universidad, sobre la materia.

Y CONSIDERANDO:

1) Que, previamente, cabe consignar que, según lo dispuesto en el artículo 14 de la Ley de Transparencia, el organismo reclamado disponía de 20 días hábiles para dar respuesta a la solicitud de acceso que ha motivado este amparo. Atendido que la solicitud de información de la especie se presentó el 14 de diciembre de 2012, el plazo para pronunciarse sobre este requerimiento, sea entregando la información o negándose a ello, venció el 15 de enero del año en curso. No obstante, dicha solicitud fue respondida el 16 de enero de 2013, esto es, una vez vencido el plazo legal dispuesto para estos efectos. Lo anterior constituye una infracción al deber legal descrito en el artículo 14 ya citado, así como el principio de oportunidad consagrado en el artículo 11, letra h) de la Ley de Transparencia, motivo por el cual se representará a la Universidad de Santiago de Chile la referida infracción en lo resolutivo de esta decisión.

2) Que, entrando al fondo del presente amparo, y a efectos de una acertada inteligencia de la solicitud que lo motiva, conviene tener a la vista el marco normativo general aplicable al proceso de evaluación y acreditación institucional y al proceso de reestructuración académica al que se encuentra vinculado, a saber:

a) El D.F.L. N° 149, de 1981, del Ministerio de Educación, Estatuto Orgánico de la USACH, en los preceptos que resultan pertinentes en el caso en análisis:

i. Artículo 4°: En virtud de su autonomía, corresponde a la Universidad de Santiago de Chile la potestad de regir por sí misma todo lo concerniente al cumplimiento de sus fines, en conformidad con lo establecido en este Estatuto y en los Reglamentos que se dicten.

ii. Artículo 5°: De la misma manera, a la Universidad de Santiago le corresponde determinar la forma cómo debe realizar sus funciones de docencia, investigación y extensión; la fijación de sus planes y programas de estudios; la administración y distribución de sus recursos; y la organización de sus diferentes estructuras y dependencias académicas y administrativas.

iii. Artículo 9°: El Rector es la máxima autoridad unipersonal y le corresponde gobernar la Universidad y administrar su patrimonio, conforme a lo establecido en el presente Estatuto.

iv. Artículo 11° letra e): Dentro de las especiales atribuciones del Rector: “Determinar las plantas del personal. Designar al personal académico y administrativo de la Universidad y a los Directivos superiores, previa aprobación de la Junta Directiva. La remoción de los Directivos superiores es facultad del Rector”.

b) La Ley N° 20.129: Establece un Sistema Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, normativa que aparece citada en el Dictamen N° 19.901, de 9 de abril de 2012, de la Contraloría General de la República, en los que cabe citar sus artículos atinentes en la materia:

i. Artículo 20: “La acreditación institucional se otorgará por un plazo de siete años a la institución de educación superior evaluada que, considerando el informe emitido por los pares evaluadores, cumpla íntegramente con los criterios de evaluación. Si la institución evaluada no cumple íntegramente con dichos criterios, pero presenta un nivel de cumplimiento aceptable, la Comisión podrá acreditarla por un período inferior, de acuerdo al grado de adecuación a los criterios de evaluación que, a su juicio, ésta presente. En los casos indicados en el inciso anterior, la Comisión formulará las observaciones derivadas del proceso de evaluación, las que deberán ser subsanadas por la institución de educación superior respectiva, antes del término del período de acreditación otorgado. El cumplimiento de lo dispuesto en este inciso será especialmente considerado por la Comisión en el siguiente proceso de acreditación”.

ii. Artículo 21: “En el caso que la Comisión rechazare el informe presentado por los pares evaluadores, la institución podrá solicitar, dentro del plazo de 30 días contado desde la fecha de notificación del primer informe, la realización de una nueva evaluación por pares evaluadores distintos, designados en conformidad con lo establecido en el artículo 19. Si el informe emanado de esta segunda revisión recomendare la acreditación de la institución, éste deberá ser acogido por la Comisión”.

iii. Artículo 22: “Si el nivel de cumplimiento de los criterios de evaluación no es aceptable, la Comisión no otorgará la acreditación y formulará las observaciones pertinentes. El siguiente proceso de evaluación considerará especialmente dichas observaciones y las medidas adoptadas por la institución para subsanarlas. En todo caso, y sin perjuicio de lo señalado en el artículo 21, la institución no podrá someterse a un nuevo proceso de acreditación antes del plazo de dos años, contado desde el pronunciamiento negativo de la Comisión” [Esta normativa aparece citada en el Dictamen N° 19.901, en relación al Acuerdo de Acreditación Institucional N° 38, adoptado por la Comisión Nacional de Acreditación, respecto de la USACH].

3) Que, precisado el marco normativo general aplicable, es menester destacar, respecto del proceso de reestructuración de la planta académica desarrollado por la USACH, que el Rector de dicha Universidad, mediante comunicación dirigida a la comunidad académica, de 10 de febrero de 2012, y que fuere adjuntado por la propia reclamada en la gestión descrita en el numeral 7° de lo expositivo, y por la Contraloría General de la República con ocasión de la medida para mejor resolver decretada a ese efecto, señaló en lo pertinente que “La etapa de reestructuración de la planta académica ha estado basada en una recopilación, sistematización y análisis serio y detallado de los indicadores académicos, tales como la cantidad y tipo de horas de clases efectuadas, evaluación en el aula, gestión docente, perfeccionamiento académico, el número de proyectos externos e internos (de investigación, de docencia, MECESUP, FDI y otros), número y tipo de publicaciones realizadas, producción de textos y otros artículos emitidos, participación destacada en acreditación de carreras, participación en actividades de difusión y divulgación en medios de comunicación. Estos índices han sido ponderados por las Facultades, Departamentos y Escuelas, y también individualmente. Este proceso nos demuestra el nivel de productividad académica que nuestro plantel posee según las diferentes jerarquías académicas. Es así que, en relación al Decreto N° 26 de 1986 sobre Carrera Académica y la Ley N° 20.129 sobre Aseguramiento de la Calidad tenemos la seguridad que el proceso de regularización de la planta académica y desvinculación cuando corresponde, se sustenta en argumentos técnicos, sólidos y responsables, que fueron compartidos en reuniones con Decanos y Directores”. [el destacado es nuestro].

4) Que, asimismo, teniendo especialmente presente lo indicado en el considerando precedente, cabe destacar también las siguientes consideraciones contenidas en el Dictamen N° 19.901, de 9 de abril de 2012, de la Contraloría General de la República –citado por el solicitante en su solicitud–, a través del cual el órgano contralor procedió a tomar razón de los decretos que suprimieron cargos de académicos de la USACH, a saber:

a) Según se señala en los párrafos 9° y 14° del citado Dictamen, la USACH habría aportado antecedentes en base a los cuales la Contraloría General de la República emitió el dictamen en comento.

b) Al respecto, dicho Dictamen señaló que “para dar cumplimiento al Acuerdo de Acreditación Institucional N° 38, adoptado por la Comisión Nacional de Acreditación, la Universidad de Santiago de Chile elaboró un Plan Estratégico Institucional –aprobado por el Consejo Académico y por la Junta Directiva–, en el que se definieron objetivos y lineamientos estratégicos, así como los perfiles de cada uno de los proyectos para su concreción” (párrafo 11°). Agrega el Dictamen que “para lograr un mejoramiento de la excelencia del cuerpo docente, se estimó necesario llevar a cabo una evaluación de dicho estamento sobre la base de los parámetros definidos por la aludida Comisión Nacional, para posteriormente adoptar las consecuentes medidas de perfeccionamiento o renovación de ese personal, a través de nuevas contrataciones o desvinculaciones”. (párrafo 12°) [el destacado es nuestro].

c) Dicho Dictamen continúa indicando, en lo pertinente, que “…, en virtud de ese proceso de evaluación, se pudo individualizar a los académicos que no cumplían con los estándares que, necesariamente, deben poseer los docentes de ese Establecimiento Educacional con el objeto de que éste pueda obtener la nueva acreditación a que aspira, por lo que, de acuerdo a lo establecido en el aludido Plan Estratégico, se procedió a suprimir los cargos por ellos desempeñados. (párrafo 13°) Asimismo, de acuerdo a lo informado por esa Universidad, para la transparencia e imparcialidad requeridas en toda supresión de cargos, se contó con la participación de los decanos y directores de departamentos académicos, conforme a sugerencia de la Junta Directiva y del Consejo Académico”. (párrafo 14°) [el destacado es nuestro].

5) Que, dado el contexto antes expuesto, cabe entrar al fondo del caso en análisis. Sobre el particular, se concluye que lo solicitado en las letras a), b) y c) del requerimiento de información –consignado en el numeral 2° de lo expositivo– constituyen solicitudes que, dentro del ámbito señalado en los considerandos precedentes, se orientan a que la Universidad de Santiago de Chile informe, mediante la entrega de documentación oficial, respecto de los parámetros y, si correspondiere, del subconjunto de parámetros particulares; de la ponderación de tales parámetros y del procedimiento de cálculo algorítmico que, incorporando los parámetros señalados y sus respectivas ponderaciones, haya permitido llevar a cabo el proceso de evaluación de los docentes de la Planta Académica realizada tanto en el Departamento de Física como en el Departamento de Matemática y Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencia, de la misma Universidad, en el contexto del proceso de evaluación y reestructuración al cual aludió expresamente la Contraloría General de la República en su Dictamen N° 19.901, previamente citado.

6) Que, a este respecto, ha de entenderse que lo pedido, en el marco de la presentación formulada por el peticionario, se encuentra dirigida a obtener, por parte de la USACH, la entrega de los antecedentes concretos y específicos en que se hayan plasmado las diversas actuaciones del procedimiento desarrollado por dicha institución a fin de determinar, mediante evaluaciones y sus correspondientes calificaciones, el listado de académicos a quienes se suprimirían sus respectivos cargos, dentro del proceso de reestructuración ya aludido, el que se insertaba, a su vez, en su Plan Estratégico destinado a obtener su acreditación institucional. Por lo mismo, a juicio de este Consejo, no obstante los términos técnicos empleados por el peticionario en su solicitud, dicho requerimiento debe entenderse con el alcance antes referido.

7) Que, la Universidad de Santiago de Chile, en su respuesta, sostuvo que la Rectoría presentó un Plan de Trabajo ante la Junta Directiva y el Consejo Académico, determinando 8 criterios técnicos que servirían de fundamento para la realización del proceso de reestructuración de sus plantas académicas. Tales criterios –que son aquellos señalados en la letra a) del numeral 3° de lo expositivo y que fueron desarrollados bajo la forma de “indicadores académicos” en el comunicado de la Rectoría aludido en el considerando 3° anterior– son aquellos parámetros que este Consejo estima han sido requeridos por el solicitante, toda vez que los mismos, según lo explicado por la USACH en la audiencia pública convocada en el presente caso, habrían constituido precisamente los parámetros técnicos generales que fueron evaluados por el Rector, al momento de determinar qué académicos permanecían en dicha institución, y cuáles no. Atendido que la USACH entregó dicha información con ocasión de su respuesta fuera del plazo previsto al efecto, se tendrá por entregada al solicitante, aunque extemporáneamente.

8) Que, por su parte, la USACH agregó en su respuesta que no existió una comisión que haya evaluado las supresiones de cargos efectuadas en virtud de dicho proceso de reestructuración y, por tanto, no existieron reglamentos ni puntajes generales o específicos, como tampoco, por ende, integrantes de esa comisión evaluadora. Sin perjuicio de las consideraciones expuestas en relación con los antecedentes aportados por la misma reclamada a la Contraloría General de la República, y que fueron citados en el Dictamen N° 19.901, transcritos en el considerando 4° de esta decisión, la Universidad de Santiago de Chile, con ocasión de sus descargos, señaló expresamente que no existieron parámetros de evaluación específicos o parámetros particulares para la Facultad de Ciencia, agregando que tampoco existieron ponderaciones ni procedimientos algorítmicos, como aquellos referidos por el solicitante en su requerimiento de acceso.

9) Que, con motivo de la respuesta a la medida para mejor resolver consignada en el numeral 7° de lo expositivo, la USACH acompañó a este Consejo un conjunto de documentos que, según expuso, se consideraron en el antedicho proceso de reestructuración y que, esencialmente, constituyen la misma información que fue remitida a la Contraloría General de la República para fundamentar la tramitación de los decretos que suprimieron cargos docentes, incluido el correspondiente al solicitante de información, según se pudo constatar con el pronunciamiento evacuado por dicho ente contralor, consignada en el N° 8 de lo expositivo. No obstante ello, revisados los antecedentes remitidos por la USACH en respuesta a la citada medida para mejor resolver –a diferencia de lo sostenido por dicha Universidad en su respuesta y en sus descargos–, no consta que éstos den cuenta, por sí solos, de las razones y justificaciones que permitieron suprimir el cargo académico del peticionario ni de los demás docentes desvinculados, ni, tampoco, de la mantención en la respectiva planta de otros académicos cuyos cargos no fueron suprimidos. Ello, pues del examen de dichos documentos se advierte que éstos sólo hacen referencia, de un modo genérico, al proceso de reestructuración aplicado en dicha Universidad. En efecto, tanto el Plan Estratégico Institucional, como las definiciones de rumbo institucional y los perfiles de proyectos en el marco de dicho Plan Estratégico, a aplicar entre los años 2011 a 2015, contienen los principales hitos del señalado proceso de reestructuración, además de los objetivos específicos, estratégicos, misión, visión, valores y definiciones institucionales, antecedentes que únicamente han podido servir de marco general a dicho proceso. Así, ninguno de tales documentos da cuenta del resultado específico, respecto de cada docente evaluado, de la ponderación de los criterios técnicos ni de los indicadores académicos mencionados por el Rector en su comunicación dirigida a la comunidad universitaria, ni tampoco del resultado de la evaluación que señala haberse practicado al cuerpo docente, en base a tales parámetros.

10) Que, además, sobre la base de los antecedentes que obran en este procedimiento, este Consejo estima que no resultan razonables las alegaciones sostenidas por la USACH, en orden a que, en la especie, no existió comisión evaluadora, ni reglamentos ni registro de puntajes generales o específicos, ni documentos que hayan dado cuenta de la ponderación de los indicadores académicos por cada docente ni elaboración de una lista de éstos con sus respectivas calificaciones, ni tampoco documentos en los que se haya consignado la intervención en dicho proceso de otras autoridades universitarias distintas al Rector, en circunstancias que la propia reclamada ha hecho expresa mención en el curso de este procedimiento a la existencia de un Plan de Trabajo que le sirvió de marco para desarrollar tal proceso, incluyendo éste la definición de los correspondientes criterios técnicos o indicadores académicos, y en el que destacó la participación de Decanos y Directores de Departamentos Académicos, caracterizándose, además, por la “recopilación, sistematización y análisis serio y detallado de los indicadores académicos”, habiéndose ponderado individualmente por las Facultades, Departamentos y Escuelas, sustentándose en “argumentos técnicos, sólidos y responsables”, que, además, fueron “compartidos en reuniones con Decanos y Directores”.

11) Que, en consecuencia, habiendo declarado la propia USACH el estándar de fundamentación y rigor que alcanzaron las distintas etapas del aludido proceso de reestructuración –en especial, de acuerdo a lo sostenido por su Rector en el comunicado de 10 de febrero de 2012, dirigido a la comunidad universitaria–, no puede sino considerarse que tales análisis y ponderaciones –todas relativas a criterios e indicadores objetivables– han debido plasmarse en uno o varios soportes documentales, pues, de lo contrario, habría de concluir que aquél fue simplemente un proceso de reflexión mental de la autoridad encargada de llevarla a cabo, el que no se escrituró ni del cual se dejó registro alguno, lo que, por cierto, no resulta plausible ni verosímil, máxime si se considera la envergadura y trascendencia de la decisión de supresión de cargos académicos analizada en esta sede y el hecho de la misma no fue adoptada por una única autoridad, sino que fue fruto de un proceso de evaluación que involucró a diversos funcionarios de la USACH, entre ellos el Decano y Directores de su Facultad de Ciencia.

12) Que, en base a lo señalado en el considerando precedente, deben desestimarse las alegaciones de la USACH en torno a que no existirían documentos ni actas que respalden las actividades desplegadas por sus autoridades con el objeto de realizar dicho proceso de reestructuración y evaluación de su planta docente, de modo que debe necesariamente colegirse que la información relativa a los criterios, fundamentos, parámetros, calificaciones y evaluaciones que llevaron a la USACH a adoptar la decisión de suprimir determinados cargos académicos, entre ellos el del solicitante, no puede sino existir y obrar en su poder, cualquiera sea el soporte o formato en que ésta conste, permitiendo su entrega efectuar el debido control social sobre las decisiones de las autoridades de la USACH y un escrutinio de sus fundamentos, tal como lo exige a todo el órgano del Estado el artículo 8° de nuestra Constitución Política, y, en especial, sobre las razones tenidas en consideración por dicha Universidad para suprimir ciertos cargos académicos y mantener otros, para lo cual ha debido resultar indispensable la definición de aquéllos y de éstos, mediante un sistema o listado que permitiera una ordenación en base a puntajes u otros estándares.

13) Que, por lo dicho, la información referida a los criterios, parámetros, calificaciones y evaluaciones de la decisión de suprimir cargos académicos, en la medida que hayan servido al órgano reclamado para la adopción de dicha medida, constituirían, en principio, información de carácter pública, de conformidad a los artículos 5° y 10 de la Ley de Transparencia. Por lo antes señalado, se acogerá el amparo en esta parte y se requerirá a la USACH que entregue al reclamante la documentación en la que haya hecho constar o haya plasmado la información que dé cuenta de la ponderación de los criterios o parámetros utilizados para la evaluación del cuerpo docente y el procedimiento utilizado para determinar la ordenación de los cargos docentes, en base a la cual se definió cuáles serían los cargos docentes a suprimir, incluido el del solicitante, en el marco del proceso de reestructuración de esa Universidad. Lo anterior, en tanto dicha información, a juicio de este Consejo, equivaldría a lo solicitado por el reclamante en los literales analizados.

14) Que, a su vez, respecto de la letra d) de la solicitud de información, en cuya virtud el solicitante requirió una “lista ajustada a reglamento de toda la Planta Académica del Departamento de Física y del Departamento de Matemática y Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencia con las correspondientes calificaciones obtenidas en el proceso de evaluación”, este Consejo estima que el solicitante, al aludir al proceso de evaluación, hace referencia a aquella información que la USACH señaló en su respuesta a la solicitud que originó este amparo, en la cual menciona haber utilizado 8 criterios para proceder a la reestructuración de las plantas académicas, proceso que permitió a la USACH determinar los docentes cuyos cargos serían suprimidos y aquellos que los mantendrían. De lo informado por la Universidad, se concluye que los citados parámetros habrían tenido por objeto evaluar el desempeño de cada docente, a fin de resolver cuáles permanecerían cumpliendo funciones en la planta académica y cuáles, en cambió, debían cesar en sus labores. No obstante lo anterior, la Universidad de Santiago de Chile manifestó expresamente, tanto en sus descargos como en la audiencia pública llevada a cabo por este Consejo, que no existió una lista de la Planta Académica de los Departamentos de Física y Matemática y Ciencias de la Computación de la Facultad de Ciencia con las correspondientes calificaciones, en el marco del proceso de evaluación de la reestructuración de gestión y organización de esa institución de educación superior.

15) Que, sobre la base de lo señalado en los considerandos 10°, 11°, 12° y 13° precedentes, analizados los documentos que fueron remitidos por la USACH a este Consejo con ocasión de su respuesta a la medida para mejor resolver, se infiere que existen suficientes antecedentes para sostener que dicha Universidad, en el citado proceso de reestructuración, no pudo sino ponderar o evaluar la situación individual de cada docente, asignando un determinado puntaje, número o calificación a cada uno de ellos, a efectos de establecer una prelación entre ellos, dentro del “proceso de evaluación” a que alude el comunicado del propio Rector de la USACH, de 10 de febrero de 2012 y el Dictamen de la Contraloría General de la República, proceso de evaluación que habría sustentado en definitiva la decisión de suprimir ciertos cargos y no otros. Por lo anterior, este Consejo acogerá también el amparo en esta parte y requerirá a la USACH la entrega la documentación en la que haya hecho constar o haya plasmado la información que dé cuenta del análisis serio y detallado que habría efectuado el órgano reclamado y que derivó en la decisión de suprimir, entre otros, el cargo del solicitante de acceso.

16) Que, por otra parte, en virtud de los literales e) y f) de la solicitud, se requirió la “documentación oficial y consistente, fecha(s), lugar(es) y el nombre de la(s) persona(s) que en su condición de Decano y Director(es) de los Departamentos de Física y Matemática y Ciencias de la Computación participaron, o las subrogaron, en la evaluación realizada para garantizar la transparencia e imparcialidad del proceso” y “las actas oficiales con el planteamiento, hitos, acuerdos de las reuniones y toda documentación adicional que permita demostrar la participación y cumplimiento, tanto del Decano como de Directores de Departamento de la Facultad de Ciencia, del cometido de garantizar la transparencia e imparcialidad del proceso, conforme a sugerencia de la Junta Directiva y del Consejo Académico", respectivamente. Sobre la materia, conviene tener presente que las solicitudes en análisis se enmarcan dentro del contexto de los argumentos que fueron expuestos por la Universidad de Santiago de Chile a la Contraloría General de la República –conforme aparece citado en la parte final del literal c) del considerando 4° de ésta decisión–, específicamente en aquella parte referida a la participación de Decanos y Directores de Departamentos Académicos de esa institución de educación superior, en la determinación de la supresión de cargos dentro del proceso de reestructuración ya comentado. Dicha afirmación fue reiterada por el propio Rector de la USACH, en el comunicado dirigido a la comunidad académica de 10 de febrero de 2012.

17) Que, sin perjuicio de la referencia expresa a la participación de Decanos y Directores de Departamentos Académicos en la labor señalada en el considerando precedente –según consta de los antecedentes que la misma Universidad habría entregado al órgano contralor y que quedaron plasmados en el Dictamen ya citado–, la reclamada en sus descargos informó de manera expresa que no consta la existencia de actas o documentos oficiales en que se consigne la participación de autoridades de la Facultad de Ciencias en el proceso de reestructuración que derivó en la supresión de cargos académicos. Dicha alegación fue reiterada en la audiencia pública llevada a cabo en el presente caso.

18) Que, a este respecto, cabe reiterar lo señalado en los considerandos 11° y 12° precedentes, en cuanto a que las alegaciones de inexistencia de la USACH deben ser desestimadas. Además, en cuanto a este punto, cabe también tener presente lo dispuesto en la Resolución N° 225, de 2012, que suprimió el cargo docente del solicitante. De dicha Resolución resulta pertinente destacar las siguientes consideraciones:

a) En su considerando 1° señala que la Universidad “se declaró en un proceso de reestructuración con el objeto de alcanzar niveles de excelencia, de calidad y de acreditación”.

b) El considerando 2° señala: La USACH ha aprobado un Plan de desarrollo estratégico corporativo en que se destacan metas y objetivos a cumplir en el corto y mediano plazo;

c) El considerando 3°: “la Rectoría ha diseñado un plan a fin de dar respuesta a los desafíos del plan de mejoras para la acreditación y dar cumplimiento a los objetivos estratégicos y planes de acción del Plan de Desarrollo Institucional”,

d) El considerando 4°: “La rectoría, en concordancia con lo anterior, ha presentado un documento atinente a la adopción de medidas de reestructuración de las plantas académicas, una nueva estructura orgánica del gobierno central, una nueva estructura orgánica académica y la contratación de académicos con doctorados, proyectos y publicaciones”.

19) Que, además de lo ya señalado en los considerandos anteriores, cabe consignar que con ocasión de la medida para mejor resolver, la Universidad de Santiago de Chile remitió el Plan Estratégico Institucional. Dicho documento da cuenta expresa de reuniones de comisiones a cargo de llevar adelante los objetivos previstos en dicho plan, dentro de los cuales se encuentra la reestructuración del cuerpo docente universitario. Consta en el archivo correspondiente a la Presentación del Rector de la USACH ante el Consejo Académico, el señalamiento de indicadores y de un Plan de Trabajo, en especial referido a la reestructuración de las plantas académicas. Asimismo, presenta la conformación de una comisión con representantes del Gobierno Central de la Universidad, decanatos, Consejos de la Facultad, representantes de Consejos Universitarios y administrativos y estudiantes. Lo anterior refuerza la conclusión a la que se arribó en el considerando 12°, en orden a dar cuenta de la existencia de información en poder de la USACH en relación a dicho Plan Estratégico y de documentos en que conste la adopción de medidas de reestructuración que se vincularon directamente con comisiones reunidas en dicho contexto, para discutir en materia de plantas académicas y, específicamente, respecto de la supresión del cargo del solicitante de información.

20) Que, en consecuencia, este Consejo estima que la Comisión a que alude la presentación del Sr. Rector de la USACH, citada en el considerando precedente, y que habría intervenido en la toma de decisiones relativas a la supresión de cargos docentes a que alude el solicitante, ha debido plasmar sus actuaciones y resoluciones en algún soporte documental, en el que se consigne el trabajo realizado por esa Comisión y los acuerdos adoptados dentro de las competencias que se le asignaron, en materia de reestructuración de los cargos docentes. Asimismo, el comunicado citado en el considerando 3° de este acuerdo, alude expresamente a la existencia de “argumentos técnicos, sólidos y responsables que fueron compartidos en reuniones con Decanos y Directores”. Por lo anterior, se acogerá también el amparo en esta parte y se requerirá a la reclamada que entregue la documentación en la que haya hecho constar o haya plasmado la información que dé cuenta del resultado del trabajo efectuado por dicha Comisión o constancia de las reuniones que se realizaron al efecto. Lo anterior, por cuanto dicha información equivale a lo solicitado en este punto, que ha de reconducirse a la constancia en algún soporte documental de lo obrado en dichas instancias.

EL CONSEJO PARA LA TRANSPARENCIA, EN EJERCICIO DE LAS FACULTADES QUE LE OTORGAN LOS ARTÍCULOS 24 Y SIGUIENTES Y 33 LETRA B) DE LA LEY DE TRANSPARENCIA, Y POR LA UNANIMIDAD DE SUS MIEMBROS PRESENTES, ACUERDA:

I. Acoger parcialmente el amparo deducido por Carlos Esparza Barrera en contra de la Universidad de Santiago de Chile en virtud de los fundamentos expuestos precedentemente, dando por entregados, aunque de manera extemporánea, los criterios técnicos que sirvieron de fundamento para efectuar el proceso de reestructuración de sus plantas académicas, según lo indicado en el considerando 7°.

II. Requerir al Sr. Rector de la Universidad de Santiago de Chile:

a) Entregue al reclamante:

i. La documentación en la que haya hecho constar o haya plasmado la información que dé cuenta del análisis efectuado por la USACH y que derivó en la decisión de suprimir el cargo del solicitante de acceso, especialmente la ponderación de los criterios de reestructuración o parámetros utilizados para la evaluación del cuerpo docente y el procedimiento para determinar la ordenación de los cargos docentes, en base a la cual se definió cuáles cargos docentes serían suprimidos, incluido el del solicitante y cuáles no, en el marco del proceso de reestructuración de esa Universidad.

ii. La documentación en la que haya hecho constar o haya plasmado la información que dé cuenta del resultado del proceso de evaluación citado por el Sr. Rector de la USACH en su comunicado de 10 de febrero de 2012, en relación con las reuniones en que consten las intervenciones de Decanos y Directores a que se alude en dicho comunicado y de las labores efectuadas por la Comisión mencionada en el Plan Estratégico Institucional.

b) Cumpla dicho requerimiento dentro del plazo de 10 días hábiles, contados desde que quede ejecutoriada la presente decisión, bajo el apercibimiento de proceder conforme disponen los artículos 45 y siguientes de la Ley de Transparencia.

c) Informe el cumplimiento de esta decisión mediante comunicación enviada al correo electrónico cumplimiento@consejotransparencia.cl, o a la Oficina de Partes de este Consejo (Agustinas Nº 1291, piso 6º, comuna y ciudad de Santiago), de manera que esta Corporación pueda verificar que se dé cumplimiento a las obligaciones impuestas precedentemente en tiempo y forma.

III. Representar a la Sr. Rector de la Universidad de Santiago de Chile que, al no haber dado respuesta a la solicitud de información del requirente, de conformidad a lo dispuesto en el artículo 14 de la Ley de Transparencia, ha vulnerado dicha disposición, y asimismo, ha transgredido el principio de oportunidad, razón por la cual, deberá adoptar la medidas administrativas que sean necesarias para que, en lo sucesivo, dé respuesta a las solicitudes de información que reciba dentro del plazo establecido en la norma citada.

IV. Encomendar al Director General y al Director Jurídico de este Consejo, indistintamente, notificar la presente decisión a Carlos Esparza Barrera y al Sr. Rector de la Universidad de Santiago de Chile.

En contra de la presente decisión procede la interposición del reclamo de ilegalidad ante la Corte de Apelaciones del domicilio del reclamante en el plazo de 15 días corridos, contados desde la notificación de la resolución reclamada, de acuerdo a lo prescrito en el artículo 28 y siguientes de la Ley de Transparencia. Con todo, los órganos de la Administración del Estado no podrán intentar dicho reclamo en contra de la resolución del Consejo que otorgue el acceso a la información solicitada, cuando su denegación se hubiere fundado en la causal del artículo 21 N° 1 de la Ley de Transparencia. Además, no procederá el recurso de reposición establecido en el artículo 59 de la Ley Nº 19.880, según los fundamentos expresados por este Consejo en el acuerdo publicado en el Diario Oficial el 9 de junio de 2011.

Pronunciada por el Consejo Directivo del Consejo para la Transparencia, integrado por su Presidente don Jorge Jaraquemada Roblero y por los Consejeros doña Vivianne Blanlot Soza, don Alejandro Ferreiro Yazigi y don José Luis Santa María Zañartu.

Por orden del Consejo Directivo, certifica la Directora Jurídica (S) del Consejo para la Transparencia, doña Andrea Ruiz Rosas.